lunes, 1 de diciembre de 2014

ENFERMEDAD POR ENVENENAMIENTO. LOS TÓXICOS COTIDIANOS



 
No hay duda de que todas las enfermedades tienen su origen en nuestros hábitos, en nuestra dieta, en nuestra calidad de vida, en cómo gestionamos nuestras emociones,...,  pero cada vez estoy más convencido, y por eso estoy escribiendo esta nueva entrada, de que la causa principal de las enfermedades, incluida la EM, es por envenenamiento crónico.
Las emociones nos inmunodeprimen y dejan la puerta abierta a los tóxicos que ingerimos, respiramos o absorbemos a través de la piel, provocando todo tipo de enfermedades, ante la pasividad de las administraciones.

Creo que el término autoinmune es un excelente pretexto del sitema fármaco-sanitario, para hacer responsable al propio enfermo de una enfermedad que, posiblemente, está siendo provocada desde fuera por intoxicación crónica.

Conoceremos los tóxicos más presentes en nuestro organismo provenientes de la industria química, agrícola, textil, etc. Sabremos cuáles son sus efectos y dónde se encuentran para poder evitarlos en la medida de lo posible. Sabemos la teoría, sabemos cómo debemos cuidarnos, sobre todo vigilando nuestra dieta, pero ponerlo en práctica parece que, hoy por hoy, en este mundo, resulta casi imposible debido al gran cóctel de  tóxicos cotidianos a los que nos exponemos día tras día desde que llegamos a él, incluso antes, en el seno materno.

Antes de comenzar, quiero agradecer al Dr. Nicolás Olea Serrano, el haber sido fuente de inspiración de este trabajo que está basado prácticamente en su investigación. Merece que haga una breve reseña de su persona así como recomendar encarecidamente sus conferencias y vídeos que pueden verse en internet:


Dr. Nicolás Olea Serrano




  • Catedrático de Radiología y Medicina Física en la Universidad de Granada.

  • Tesis doctoral sobre el Cáncer de Tiroides en 1981.
  •  Investigación sobre el cáncer de próstata en Boston. 
  •  Investigación sobre el cáncer de mama en Bruselas.
  •  Investigador principal del grupo CIBERESP. 
  •  Premio Panda de Oro de WWF España en la categoría de Conocimiento para la Conservación. 

  • Coordinador de investigación en el Hospital Universitario San Cecilio. 

  • Lleva más de 30 años investigando los efectos indeseados sobre la salud humana de sustancias químicas presentes en alimentos y objetos de uso cotidiano y está considerado un referente mundial en medicina ambiental.  

  • El grupo que lidera Nicolás Olea forma parte activa del proyecto INMA-Infancia y Medio Ambiente.Su especialidad: Radiología y Oncología. 

video



Residuos tóxicos en la población española:


Su grupo de investigación ha creado un banco de 3.600 placentas de embarazadas de Granada, Valencia, Sabadell, Menorca, San Sebastián y Asturias y se ha estudiado a sus hijos que son revisados bianualmente.

También ha creado un banco de tejido mamario de enfermas de cáncer de mama para establecer la asociación que relaciona directamente la enfermedad con los tóxicos presentes en estas muestras.

Primero vamos a ver cuáles son estos compuestos y a continuación desarrollaremos con más detalle los que podemos considerar más habituales.

Ruego al lector que tenga paciencia con esta primera parte de la exposición, que corresponde a los resultados de los análisis clínicos. Podremos encontrar nombres y siglas, que parecen ininteligibles o sonarnos a chino y que sólo se pueden conocer si se es químico. Poco a poco iremos desgranando todo a un nivel espero que comprensible.


Los resultados son los siguientes:


Análisis de placentas

Compuestos orgánicos persistentes presentes en el 100% de las placentas (COPs):

  1. DDT y sus metabolitos
  2. Metoxicloro
  3. Clordecona
  4. Kepona
  5. Mirex
  6. Toxafeno
  7. Heptacloro
  8. Clordano
  9. Dicofol
  10. Dieldrín
  11. Aldrín
  12. Endrín
  13. HCH
  14. Lindano
  15. Endosulfán
  16. Arocloro
  17. Bifenilos polibromados (PBB)
  18. Parabenes
  19. Ftalatos

Todos estos compuestos son disruptores endocrinos altamente tóxicos que provocan multitud de efectos perniciosos para la salud humana y el medio ambiente. Unos son utilizados en la agricultura como pesticidas a pesar de estar considerados peligrosos e incluso prohibidos. Otros son utilizados por la industria del plástico para la fabricación de utensilios de uso cotidiano.

Disruptores endocrinos o estrogénicos:

  1. La Organización Mundial de la Salud ha establecido una definición de disruptor endocrino como aquélla sustancia exógena o mezcla que altera la función del sistema endocrino y, por lo tanto, causa efectos adversos sobre la salud en un organismo intacto, o en su progenie, o en la población (OMS / IPCS, 2002).
Los disruptores endocrinos interfieren en la función endocrina de tres maneras posibles:

  • Imitando la acción de una hormona natural, como la testosterona, y de esta manera poniendo en marcha reacciones químicas similares en el cuerpo.
  • Bloqueando los receptores hormonales de las células e impidiendo la acción normal de las hormonas.
  • Influyendo sobre la síntesis, el transporte, el metabolismo y la excreción de hormonas y, por lo tanto, alterando la concentración natural de hormonas.


Provocan los siguientes efectos

(Comprobados en estudios poblacionales experimentales en animales)
  1. Disfunción tiroidea.
  2. Retrasos en el crecimiento.
  3. Disminución de la fertilidad.
  4. Pérdida eficacia en el apareamiento.
  5. Anomalías en el comportamiento.
  6. Alteraciones metabólicas.
  7. Desmasculinización.
  8. Feminización.
  9. Aumento de incidencia tumoral.
El Dr. Nicolás Olea Serrano hablando sobre los disruptores endocrinos

Clasificación

Según el origen de la contaminación en el alimento, los podemos clasificar en cuatro grupos:

  • Contaminantes naturales: micoestrógenos, como la zearalenona, elaborados por hongos del género Fusarium que contaminan los alimentos.
  • Contaminantes ambientales: PCB, dioxinas, benzopireno, componentes de productos domésticos ordinarios y metales pesados (Pb, Cd, Hg).
  • Contaminantes de proceso: bisfenol A, ftalatos.
  • Residuos de la producción agrícola: productos fitosanitarios.

Análisis del tejido mamario en enfermas de cáncer de mama:


Se comprobó la presencia de:

  • 17 Pesticidas organoclorados
  • 37 Bifenilos policlorados (PCBs)
  • 10 PCBs hidroxilados
  • 15 Dioxinas y furanos
  • 8  Bifenilos polibromados
  • 11 ésteres de PBB


El 100% de las muestras presentaban  los siguientes compuestos:



Análisis de las muestras de orina de los niños:

El 100% de las muestras presenta residuos químicos disruptores endocrinos, entre ellos:

  • Bisfenol-A
  • Parabenes
  • Ftalatos
  • Perfluorados
  • DDT
Los niños nacen con una carga tóxica transmitida a través de la placenta y de la lactancia. 
El estudio concluye que la mayor fuente de exposición del DDT son las madres.



Análisis de los ministros de medio ambiente europeos:


En octubre de 2014 en un estudio promovido por WWF, se hizo un análisis toxicológico a los 14 ministros de medio ambiente de la Unión Europea, siendo la ministra Cristina Narbona nuestra representante.



El 100% de los ministros presentaban niveles en sangre de:

  • 22 PCBs (policlorobifenilos), entre ellos DDT, DDE (metabolito del DDT), HCB (Hexaclorobenceno)
  • Bromados pirorretardantes PBBs

El 75% presentaban :
  • PFOS y PFOA  Perfluorados altamente tóxicos utilizados como antiadherentes por ejemplo en el teflón de las sartenes.

El 79% de los ministros presentaban:
  • Ftalatos utilizados para flexibilizar el plástico.

La noticia fue que Cristina Narbona presentaba el nivel más elevado de tóxicos entre los 14 ministros de la UE. 


(Hay que tener en cuenta que una profesión como la de ministro, no se encuentra dentro de las poblaciónes de mayor riesgo de exposición de tóxicos, por lo que cabe suponer que la fuente de transmisión ha podido ser la dieta, los plásticos cotidianos, el agua, etc)


La media del número de tóxicos presentes en la sangre de cada ministro fue de 35, y hay que destacar que los mismos 25 compuestos se encontraron en los análisis de todas las muestras.


La prensa española se hizo eco de este escandaloso resultado que nos sacó los colores en todo el mundo como uno de los países más expuestos a los tóxicos:


HEMEROTECA 27/10/2004 



La sangre de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, presenta «un cóctel químico peligroso». Los resultados del análisis de sangre realizado a la ministra el pasado mes de junio, junto a otros altos cargos del Ministerio de Medio Ambiente, fueron dados a conocer ayer por la organización WWF/Adena, promotora del programa «DetoX», que pretende demostrar la constante exposición de los europeos a sustancias tóxicas peligrosas. En una primera campaña de este programa, Adena analizó la sangre de los eurodiputados. Después, le tocó el turno a catorce ministros de la UE, once de Medio Ambiente y tres de Sanidad, de los que sólo tres eran mujeres y once hombres.

La ministra sueca Lenna Sommestad, el estonio Olavi Tammemae y el húngaro Miclos Persnayl tenían la sangre menos contaminada. El análisis de Cristina Narbona detectó 43 de las 103 sustancias tóxicas que se buscaban por lo que la ministra española presenta la sangre más contaminada en relación a sus homólogos de la UE. La media del número de tóxicos por persona fue de 35, y hay que destacar que los mismos 25 compuestos se encontraron en todos.
Narbona dijo que ha querido que su diagnóstico fuera «abierto» porque el problema de la contaminación química «concierne a todos los ciudadanos» y apostó por «un cambio tecnológico limpio, prudente y más eficiente». En este sentido, y atendiendo a los resultados del estudio, aseguró que «los países nórdicos nos llevan la delantera» porque empezaron antes a prohibir algunas de estas sustancias siguiendo el principio de precaución. 

Extracción de sangre de la ministra Cristina Narbona para su análisis toxicològico


Durante la rueda de prensa, la administración en materia de salud quiso tranquilizar a la opinión pública afirmando que todos los niveles de las sustancias tóxicas analizadas, presentes en la sangre de nuestra ministra, se mantenían en los niveles tolerables, que eran niveles bajos y, por tanto no alarmantes.


En ese momento, la ministra Narbona lanzó la siguiente pregunta:

"¿Y los 43 niveles bajos, no son un nivel alto?"
(Se hizo el silencio) 
El Dr. Nicolás Olea Serrano, participaba en esta rueda de prensa como experto en toxicología medioambiental y tomó la palabra para afirmar lo que viene denunciando durante todo el tiempo que lleva investigando: 
"El mundo occidental, Japón, Canadá, EEUU y Europa, no ha considerado todavía el efecto combinado de las sustancias tóxicas presentes en nuestro organismo, lo que no responde en absoluto a la realidad".
La normativa europea regula los niveles "admisibles" de tóxicos en sangre de forma individual.
"La clave etiológica en las enfermedades que venimos padeciendo hoy en día y las que se padecerán en los próximos años, así como su crecimiento exponencial, es el efecto combinado de todos estos compuestos tóxicos persistentes y acumulables presentes en nuestro organismo (placenta, tejidos, órganos, orina, etc)"


NUESTROS TÓXICOS COTIDIANOS


Una vez identificados los tóxicos presentes en nuestros tejidos y que circulan por nuestra sangre y por nuestra orina, vamos a conocerlos un poco más, al menos los más importantes por su presencia en nuestro organismo y por sus efectos. Conviene saber cómo actúan y cuáles son las fuentes de exposición de cada uno de ellos. 
De esta manera podremos estar alerta y prevenirlos ya que nuestro gobierno no practica el principio de precaución ni aún teniendo datos tan concluyentes.


La Unión Europea ha elaborado una lista de 550 sustancias que se conoce o sospecha que pueden ser disruptores endocrinos (en estudios científicos se ha demostrado que realmente lo son). 
Son compuestos químicos utilizados en la industria y en la vida cotidiana. 
Por poner algunos ejemplos: 
  • Pesticidas. 
  • Desinfectantes. 
  • Disolventes.
  • Compuestos clorados. 
  • Dioxinas. 
  • Alquilfenoles (utilizadas masivamente como componentes de plásticos y detergentes, espumas anticonceptivas).
  • Bisfenol A (componente básico de plástico rígido usado en CDs y en algunos biberones, pinturas, colas) (una de las fábricas más importantes del mundo de Bisfenol-A está en Cartagena). 
  • Policarbonato (utilizado en las latas de conserva y de bebidas). 
  • Ftalatos (utilizado en cosméticos, laca de pelo, perfumes, plásticos, productos de limpieza de uso habitual, industria textil).
  • Bifenilos policlorados (PCBs) (sector eléctrico, selladoras…..). 
  • Bifenilos polibromados (PBBs), (pirorretardantes bromados para plásticos, tapicerías de sofás y de todo tipo de vehículos, moquetas, recubrimientos, cableado, etc). 
  • Compuestos perfluorados (PFOS-PFOA) (cosméticos, productos textiles, revestimientos antiadherentes e impermeabilizantes, productos quitamanchas, productos de limpieza, fitosanitarios, etc). 

EXPOSICIÓN A DISRUPTORES ENDOCRINOS EN LA DIETA, EN EL HOGAR  Y EN EL MEDIO AMBIENTE

En este trabajo vamos a estudiar los contaminantes tóxicos más comunes, de contacto cotidiano, y que todos llevamos en nuestro interior prácticamente desde nuestra concepción o los hemos adquirido a lo largo de nuestra vida. 


Nuestros niveles de exposición y nuestros cuidados harán que cada uno de nosotros presente distintas concentraciones en sangre, tejidos y orina. Prevenir y saber cómo llegan estas sustancias a nuestro cuerpo bien merece un espacio importante en este blog dedicado a la salud:

  1. Endosulfán
  2. Lindano
  3. DDT
  4. Hexaclorobenceno
  5. Nonilfenol
  6. Bisfenol A
  7. Ftalatos
  8. Parabenos
  9. Compuestos Perfluorados
  10. Compuestos Organobromados
  11. Dioxinas
  12. Furano
  13. Tributil Estaño
  14. Residuos de la industria farmacéutica

La primera fuente de exposición tóxica del ser humano es el uso de pesticidas en la agricultura. Los primeros afectados son los propios agricultores. El Instituto de Salud Carlos III ha reflejado en mapas geográficos la incidencia de mortalidad por cáncer de vejiga y de estómago en España asociándose directamente con el tipo de explotaciones agrícolas.

La enfermedad que se relaciona directamente con la mayor exposición a tóxicos, es el cáncer de vejiga. En España, la mayor concentración de tóxicos utilizados en agricultura se da en los invernaderos de Huelva. Como puede verse en el mapa, coincide perfectamente con la zona de mayor índice de mortalidad por esta enfermedad.















La exposición de los agricultores a estas sustancias químicas les ocasionan enfermedades profesionales por intoxicación aguda y crónica:

Exposición aguda: 

Agricultores de invernadero.
Broncorrea, temblor, fasciculaciones (contracciones musculares, depresión respiratoria, pérdida de consciencia)

Exposición crónica:

Tumor cerebral, cáncer de estómago, leucemia, linfoma no hodgking, cáncer de próstata, cáncer de testículos, cáncer de vejiga,...





El 4,65 % de nuestra superficie agrícola se dedica al cultivo de frutas y hortalizas, donde se consumen 98.000 toneladas de pesticidas, el 51% de todos los vendidos en España.
También se usan en jardinería, como el metoxicloro, etc.




Me he interesado por empresas de la industria agroquímica que venden productos para la agricultura y tenía curiosidad en saber qué soluciones se le ofrecen a un agricultor con problemas de plagas en sus explotaciones y qué productos y métodos recomiendan para combatirlas.



Hay un gran número de empresas de este sector y la primera con la que me topé fue Guadalpalma, SL. Busqué información para el cultivo de la patata. He entresacado un extracto para no extenderme demasiado y he seleccionado este tubérculo porque ¿en qué casa no se comen patatas?. 

Recetas similares de recomendaciones de cultivo se facilitan para todas las frutas, vegetales y hortalizas. 

Que cada uno saque sus propias conclusiones


anagrama.gif (12464 bytes)

   EL CULTIVO DE LA PATATA

Abonado:



Como ya sabemos, las funciones del ácido fosfórico en la planta son: adelantar la madurez, aumentar la riqueza en fécula de la patata y favorecer el desarrollo radicular. En cambio, el potasio, favorece la formación de azúcares, la asimilación clorofílica y facilita la migración de la fécula de los órganos verdes a los tubérculos.

Se puede hacer una enmienda de cal, pues ésta favorece el desarrollo de la patata, pero esta enmienda debe hacerse 1 ó 2 años antes de la siembra pues si se hace antes puede producir sarna común.

Algunas veces la patata acusa la carencia de magnesio, aunque normalmente los estiércoles suelen contener este elemento. Hay que tener cuidado con los abonos cuantiosos de potasio, pues bloquean al magnesio.

Los abonos, conviene que lleven azufre, pues la patata es bastante exigente en este elemento; así, abonaremos principalmente con superfosfatos, sulfatos, etc.

Practicas de cultivo: 

El agricultor para sembrar, puede elegir entre hacerlo con las patatas más pequeñas de la campaña anterior, o adquirir patatas de siembra, que son las que están declaras aptas por el Ministerio de Agricultura y están controladas por la Subdirección General de semillas. 

Otra práctica habitual en el cultivo de la patata es hacer escardas a mano para destruir malas hierbas, aunque también se pueden utilizar herbicidas como:

  • En presiembra

Clortal. 
EPTC. 
Metribuzín
  • En preemergencia del cultivo

Aclorifén. 
Alacloro + Linurón. 
Cianazina. 
Clortal. 
Metolacloro. 
Prometrina. 
Pracuat...
  • En postemergencia del cultivo
Bentazona. 
Cicloxidim 
Haloxifop, etc.

PLAGAS DE LA PATATA
  • Escarabajo de la patata 


(Leptinotarsa decemlineatacoleóptero devoran ferozmente las hojas, pudiendo destruir toda): las larvas de este una plantación dejando sólo los tallos de las plantas.


Los productos recomendados para tratar (en cuanto aparezcan las primeras larvas) esta plaga son:

Acefato

Malation
Carbosulfán
Triclorfon
Clorpirifos
Temefos
Fenvalerato
Lindano
Endosulfan
Permetrín

  • Pulgones de la patata


Sus daños fundamentales son que transmiten enfermedades viróticas. Los pulgones más comunes en la patata son:


Pulgón verde del melocotonero (Myzus persicae)
Pulgón de estría verde de la patata (Macrosiphum euphorbiae)
Pulgón de manchas verdes (Aulacorthum solani)

Estos son los productos más recomendados en su tratamiento:


Acetato
Benfuracarb
Carbosulfan
Cipermetrín
Clorpirifos
Diazinón
Lambda cihalotrín
Fenitrotión

  • Polilla de la patata

No sólo ataca a la patata sino a otras muchas solanáceas como el pimiento, la berenjena, el tomate o el tabaco.

Los daños se deben a las galerías que las larvas hacen dentro de los órganos aéreos (en el campo) y a las galerías que hacen en los tubérculos que además son puerta de entrada de enfermedades criptogámicas (en el almacén).


Tratar las patatas almacenadas con:
Carbaril. 
Metomilo. 
Triclorfón.
  • Rosquilla negra (Prodenia)
Es una plaga polífaga, la oruga, que es la que hace el daño, come las partes verdes de la planta. Suelen comer por la noche o en días nublados; tienen carácter gregario y arrasan por donde pasan.
Los insecticidas que se suelen utilizar son:

Carbaril

Cipermetrín
Lindano
Endosulfán
Etil azinfos
Malatión

  • Araña roja (Tetranichus sp.)

Los daños de esta plaga se acentúan en días secos y calurosos, pudiendo destruir íntegramente la cosecha. 
Para luchar contra esta plaga se pueden utilizar: 
Piridafentión. 
Metil azinfos. 
Metidatión. 
Carbaril + dimetoato
  • Gusanos del suelo (Agrotis segetum)
Principalmente son los denominados gusanos grises y blancos los que devoran los tubérculos. 
Para acabar con ellos se emplean diversos insecticidas de suelo: 

Benfuracarb.

Carbosulfán.
Etoprofos.
Tiofanox.
Fonotos...
Alacrán cebollero (Gryllotalpa gryllotalpa)
Causa graves daños a la planta de la patata. Lo más normal para combatirlo es utilizar cebos a base de fluosilicato.
  • Nematodo dorado (Heterodera rotochiensis)

Es el nematodo que mayores daños causa en la patata, aunque no el único. Las larvas penetran en las raíces formando quistes de pequeño tamaño. 
Los nematicidas más utilizados son:
D-D.Telone. 
Nemacur. 
Vapam. 
Basamid.
ENFERMEDADES DE LA PATATA
  • Mildiu de la patata (Phytophtora infestans)


Es la enfermedad más importante de la patata. Se forman en las hojas unas manchas que al principio son pardas y luego se vuelven negras. Estas manchas empiezan en los bordes de las hojas y van avanzando hacia el centro de las mismas.

Los tubérculos se contaminan al ponerse en contacto con las hojas atacadas o con conidias que puede haber en la superficie del suelo. Las patatas atacadas presentan manchas blancas en la piel que acaban por meterse en la carne. Los tubérculos sanos se contagian de los atacados en el almacén.
Tratar con alguno de los siguientes productos:
Preventivos: 
Captan + zineb 
Cobre + folpet 
Cobre + Mancoceb 
Mancoceb 
Ofurace 
Propineb...
Preventivos y curativos: 
Benalaxil + mancoceb 
Cimoxanilo + mancoceb  
Clortalonil 
Fosetil Al + mancoceb 
Metalaxil + Mancoceb, etc.

Guadalpalma, s.l.

Avda. Madrid, 10

Tlfno.: 957 644 425; Fax: 957 710 190


14.700 Palma del Río (Córdoba)
Después de horrorizarnos con lo que se esconde detrás de una simple tortilla de patatas, vamos a conocer los pesticidas más abundantes y populares y los compuestos orgánicos persistentes (disruptores endocrinos) a los que estamos expuestos a diario y que están presentes en nuestros tejidos, sangre, orina y placentas de las mujeres embarazadas.



1- Endosulfán 

Es el pesticida Nº 1 en ventas en España y es el más abundante y frecuente en el consumo diario de los europeos. Se encuentra en todos los tejidos, en la sangre y en la orina. 
Es un disruptor endocrino altamente tóxico.

Presente en el 16,7% de todas las muestras vegetales.
Presente en el 31,7% de los pimientos.
Presente en el 27,3 % de los melones.
Presente en el 100% de las placentas de las embarazadas.
(Este estudio, presentado al Ministerio de Agricultura, no ha tenido respuesta)


Residuos de plaguicidas en las naranjas de Valencia (España)
Fernández M , Picó Y , Mañes J . (2001-jul)
Se analizaron ciento cincuenta muestras de cítricos de una cooperativa agrícola de la Comunidad Valenciana (España) para los residuos de plaguicidas pre y post-cosecha utilizando cromatografía líquida de alta resolución y cromatografía de gases. Entre los residuos procedentes de los tratamientos posteriores a la cosecha, se detectó imazalil en 112 (74,7%) muestras a un nivel medio de 1,2 mg / kg, tiabendazol en 21 (14,0%) muestras a un nivel medio de 0,47 mg / kg y carbendazim en 5 (3,3%) muestras en un nivel medio de 1,05 mg / kg. Entre los residuos del tratamiento antes de la cosecha, se detectó dicofol en 28 (18,7%) muestras a un nivel promedio de 0,28 mg / kg clorpirifos en 19 (12,7% de las muestras a un nivel promedio de 0,16 mg / kg y endosulfán en 11 ( 7.3%) a un nivel promedio de 0,27 mg / kg. La mayoría de las muestras contenían residuos de diversos plaguicidas y seis muestras (4,0%) superó los límites máximos de residuos(LMR) establecidos por la Unión Europea. Los pesticidas que superaron los LMR eran clorpirifos en cinco muestras y dicofol en uno.





El Endosulfán es el pesticida organoclorado que ocupa, hoy día, el primer lugar en consumo en los países industrializados. A diferencia de otros organoclorados “históricos” su uso es frecuente y su empleo en áreas agricultura intensiva en la península Ibérica es una práctica habitual (Olea y cols., 1.996; Olea y cols., 1.999).

En 1.994 Soto y cols. Presentaron el primer informe sobre la estrogenicidad del endosulfán al demostrar que éste ejercía un efecto proliferativo sobre células de cáncer de mama mantenidas en cultivo, y que este efecto era comparable al inducido por el estradiol, estrógeno natural. Informes posteriores han confirmado esta observación por lo que endosulfán se clasifica hoy entre los pesticidas estrogénicos con capacidad disruptora endocrina (Soto y cols., 1.995; Vornier y cols., 1.996; Jin y cols., 1.997; Andersen y cols., 1.999). 

El consumo de cantidades importantes de endosulfán en el medio agrícola ha provocado que su presencia medio ambiental sea cada vez más frecuente. En aquellos trabajos en los que se ha buscado expresamente la persistencia de endosulfán como contaminantes de alimentos, aguas, aire o suelos se ha puesto de manifiesto que hoy día ocupa uno de los primeros lugares en cuanto a concentración y porcentaje de muestras positivas, en muchos casos comparable a la positividad del DDT y sus metabolitos. De hecho los informes científicos sobre la presencia de este pesticida en medio ambiente son un tanto preocupantes. Por ejemplo, endosulfán es el pesticida más frecuentemente encontrado en el análisis de aguas superficiales realizado en Almería (Fernández Alba y cols., 1.998) y en la Comunidad Valenciana (Hernández y cols., 1.996). En el primero de los casos, los estudios de vigilancia llevados a cabo en tierras almerienses durante un año sirvieron para demostrar la presencia y cuantificar la concentración ambiental del endosulfán alfa, beta y sulfato que se mueve en el rango de 0.5-540 ng/l (Penuela y Barceló, 1.998)




"El empleo del endosulfán está prohibido en la agricultura española desde el año 2008, hasta entonces muy usado en las huertas para combatir a la mosca blanca, y cuya prohibición supuso un importante revés para un gran número de agricultores". InfoAgro.com

(Un importante revés para el agricultor supone un gran beneficio para la salud del consumidor)





2- Lindano




El lindano ha sido utilizado en agricultura, veterinaria, e incluso en el ámbito de la salud humana porque es un insecticida de amplio espectro (sirve igualmente para matar a insectos fitófagos como para los parásitos de los animales). Hoy día su toxicidad ha sido comprobada, y está siendo prohibido en varios países. Pero las consecuencias de la fabricación de lindano no han desaparecido.
Todos los isómeros de hexaclorocicloexano son tóxicos por inhalación, a través de la piel (se utilizó profusamente en niños y adultos contra los piojos y la sarna) y por ingestión. 


Veamos la utilización del Lindano como antipiojos en niños y adultos:




LINDANO EMULSION 1%

EUROMED

Lindano

Piel y Mucosas : Tratamiento de la Pediculosis Ectoparasiticidas

Composición: Cada 100 g de emulsión contiene: Lindano 1 g. Excipientes c.s.
Acción Terapéutica: Antisárnico. Antipediculoso.
Indicaciones: Antisárnico, antipediculoso de uso externo.
Posología: Para el tratamiento de la sarna se recomienda un baño previo y luego friccionar la emulsión en toda la superficie del cuerpo dejándola en contacto por 4 días. Al 4º día lavar bien con agua caliente. Repetir la aplicación 7 días después, de ser necesario. Para el tratamiento de la pediculosis, lavar bien con agua tibia las zonas afectadas y aplicar abundante cantidad de emulsión, dejándola en contacto por 24 horas. Proceder a un baño habitual, pasando un peine fino para eliminar los restos de parásitos.
Presentaciones: Envase conteniendo 180 ml.

En pequeñas exposiciones son irritantes y afectan al sistema nervioso central; si la exposición es prolongada o reiterada tiene efectos sobre la sangre y el hígado, son carcinógenos, tóxicos para la reproducción, bioacumulativos y peligrosos para el medio ambiente.

El río Gállego, Porriño (Pontevedra) o la ría de Bilbao son santuarios de Lindano en el mundo



ARAGÓN

RÍO GÁLLEGO

Afectados por el lindano ofrecerán agua a la ministra de Medio Ambiente

16/11/2014 EL PERIÓDICO

La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos se concentrará mañana en Zaragoza ante el palacio de la Aljafería, con motivo de la reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua, y tratarán de dar a beber agua del Gállego contaminada con lindano a la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que asiste al encuentro.

Con esta acción, la coordinadora quieren invitar a la ministra, a quien han solicitado una entrevista, a que demuestre con su acto de bebérsela que los vecinos también pueden hacerlo, a raíz del nuevo corte en el suministro que ha sufrido la localidad zaragozana de Santa Eulalia de Gállego tras detectarse un nuevo incremento de los niveles de lindano en el agua de boca.
La coordinadora quiere asimismo concienciar a la sociedad de la gravedad de "esta catástrofe medioambiental" que no solo repercute en la cuenca si no en todos los regadíos de Monegros que se abastecen de este río.
También reclamarán a la ministra fondos para realizar una intervención técnica definitiva y le pedirán que el dinero que está gastando en "el enésimo proyecto" del pantano de Biscarrués se destine a limpiar el lindano.
Efe. Huesca|Actualizada 25/11/2014 a las 21:44


El encuentro ha sido convocado para informar a los representantes municipales de la situación.
El Gobierno de Aragón y la Confederación Hidrográfica del Ebro(CHE) coordinarán sus esfuerzos para intervenir en el barranco de Bailín, en Sabiñánigo (Huesca), al asumir que este punto es el origen del incremento de la contaminación del río Gállego por lindano.

3- DDT




El DDT (diclorodifeniltricloroetano) es un insecticida organoclorado sintético de amplio espectro, acción prolongada y estable, aplicado en el control de plagas para todo tipo de cultivos desde la década de los cuarenta.



Su potencial ecotóxico reside en que mata a los insectos por contacto, afectando a su sistema nervioso. Su efecto tóxico, una vez aplicado, se conserva durante años (alto poder residual). Se calcula que desde su invención en 1939 se han consumido, mundialmente, un millón de toneladas, gran parte de las cuales se encuentran aún dispersas en aguas, tierras y organismos.



Su acción no es selectiva, su aplicación provoca no sólo la muerte inmediata y masiva del insecto plaga, sino también la de insectos benéficos y a mediano y largo plazo la de infinidad de otros organismos (peces, aves y mamíferos).



Estas características y la propiedad bioquímica de acumularse en el tejido adiposo (grasas), provocan que este insecticida ingrese en la red trófica de los ecosistemas y se acumule y concentre en los órganos de los animales (bioacumulación) provocando intoxicación y muerte masiva, en muchos casos.



El consumo humano de alimentos de origen animal y vegetal contaminados con DDT provoca su acumulación y posterior intoxicación, los casos agudos presentan alteraciones gastrointestinales, trastornos neurológicos y parálisis muscular; si la dosis es elevada puede sobrevenir la muerte por paro respiratorio.


El DDT constituye un producto de elevada toxicidad ambiental y humana y de escasa o nula biodegradabilidad, razón por la cual, en muchos países, su uso fue restringido o prohibido.

Las personas de mi generación recordarán la utilización del DDT en colonias antimosquitos o como anticaspa, muchos se habrán expuesto a ellos. La loción o el jabón de la marca Cruz Verde es un ejemplo de este tipo de productos que incluía el DDT en sus formulaciones y que se empleó sin control alguno en niños con piojos o para que los mosquitos no se posaran en la piel.

Colonia con DDT Cruz Verde
Ahuyenta y elimina los insectos
Combate la caspa
Jabón preventivo Cruz Verde. Con DDT
Salvaguarda de toda clase de parásitos





















Después de su prohibición, la mayor fuente de exposición al DDT son las madres, según el estudio de Nicolás Olea Serrano, pues se encuentra en el 100% de las placentas y al ser un compuesto orgánico persistente, se transmite durante el embarazo y durante la lactancia. El primogénito es el que se lleva la peor parte, pues desintoxica a la madre de un 60% de su carga tóxica.





4- Hexaclorobenceno (HCB)

El hexaclorobenceno (HCB) puro es una sustancia sólida, de color blanco cristalino, con un olor desagradable y bastante volátil. Es prácticamente insoluble en el agua, pero se disuelve fácilmente en otras sustancias como los disolventes orgánicos, las grasas y los aceites.
Fuentes de emisión y aplicaciones del HCB.
Las principales fuentes artificiales de producción de hexaclorobenceno tienen lugar en las industrias químicas y metalúrgicas, que generan este compuesto de forma involuntaria (como subproducto) en los procesos de combustión.
Esta sustancia ha sido empleada extensamente como un fungicida en los cultivos, sobre todo contra una enfermedad que afecta algunas cosechas de cereal. Sin embargo el control de la comercialización y el empleo de esta sustancia como un producto de protección de la planta, fueron prohibidos en la Unión Europea en el año 1988.
Efectos sobre la salud humana y el medio ambiente.
Una exposición prolongada a esta sustancia puede causar efectos nocivos sobre la salud humana, viéndose afectados los huesos, la glándula suprarrenal, la sangre, cerebro, el sistema inmunológico, el riñón, hígado, pulmón, la glándula de paratiroides, el nervio periférico, el sistema reproductivo, la piel y la glándula de tiroides. La experimentación animal muestra que esta sustancia posiblemente cause efectos tóxicos en la reproducción humana, y sea cancerígena.
Con respecto a su afección al medio ambiente, el hexaclorobenceno es un compuesto que una vez liberado, posee una elevada persistencia y capacidad de bioacumulación (en los vegetales y los peces fundamentalmente), pudiendo llegar hasta el ser humano a través de la cadena alimenticia.
Esta sustancia está clasificada como un contaminante orgánico persistente, pudiendo estar implicado en reacciones con otros agentes contaminantes para la formación de ozono troposférico, que puede causar daño a las cosechas y materiales, y tener efectos potenciales adversos sobre la salud humana.

DOMINGO, 20 de enero de 2002

Las malas compañías de Flix










El municipio de Flix ostenta un verdadero récord mundial que lo ha hecho famoso en las revistas científicas especializadas: varios estudios han hallado en sus habitantes los más altos niveles de hexaclorobenceno (HCB) jamás descritos en seres humanos. El HCB es una sustancia organoclorada altamente tóxica, que se está intentando erradicar en todo el mundo debido a sus efectos perniciosos sobre la salud.

El primer estudio que desveló lo que ocurría en Flix se publicó en 1994 en la revista International Journal of Cancer. Este trabajo indicaba que los análisis realizados en 1989 y en 1992 ponían de manifiesto que la atmósfera de la localidad presentaba unos niveles de HCB unas 1.000 veces superiores a los normales.
En 1999 se publicó un revelador artículo en el número de marzo-abril de la revista Archives of Environmental Health, firmado por 11 investigadores entre los que destacan Jordi Sunyer, María Sala y Nuria Ribas, del Instituto Municipal de Investigaciones Médicas, de Barcelona (IMIM), y Joan Grimalt, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Esta vez se estudiaba una población global de 1.800 habitantes, y se detectaba que los habitantes de Flix 'tienen los mayores niveles de HCB jamás descritos', entre 50 y 100 veces superiores a los normales.


Una de las vías de incorporación del HCB identificadas fue el consumo de peces obtenidos en la localidad. Jordi Sunyer, epidemiólogo del IMIM y uno de los autores de estos trabajos, considera que 'los peces del embalse de Flix no son aptos para la alimentación humana, y su consumo debería prohibirse'.

A pesar de su singularidad, Flix es tan sólo un episodio de un problema global. Sunyer expone: 'Todo el mundo incorpora continuamente contaminantes de elevada toxicidad, como dioxinas o PCB, que entran en nuestro organismo por la alimentación en dosis generalmente muy bajas, pero que se van acumulando con el tiempo. Es un problema que nos afecta a todos'.

La empresa química Ercros Industrial S.A, es la responsable de los vertidos de HCB y otros compuestos tóxicos organo-persistentes en el río Ebro



Actualmente continúa el problema y el río Ebro "supura" tóxicos para limpiar una herida centenaria.

Ver noticia aquí: Hexaclorobenceno en Flix




5- Nonilfenol

Los etoxilatos de nonilfenol (NPEs) son un grupo de compuestos dentro de una clase más amplia de sustancias conocidas como etoxilatos de alquilfenoles. Los NPEs son compuestos químicos que se producen en gran volumen y que han sido usados durante más de 50 años como detergentes, emulsionantes, agentes humectantes, dispersantes y en agricultura como aditivos en formulaciones de pesticidas. 


Una gran cantidad de productos que contienen poli-etoxilatos de nonilfenol son utilizados en muchos sectores industriales que incluyen la fabricación de textiles, el procesamiento del cuero, los procesos de producción de papel y pulpa de celulosa, de pinturas, resinas y recubrimientos protectores, en la industria del petróleo y recuperación de gas, la fabricación de acero, polietileno, PVC, etc.

Es el compuesto principal en preservativos o diafragmas con espermicida.




Por otra parte, existe una amplia variedad de productos limpiadores, desengrasantes y detergentes para uso doméstico e institucional que contienen NPEs. Tales sustancias tienen numerosas aplicaciones que incluyen el control de depósitos en maquinarias, limpieza de equipos, lavado de fibras, teñido, etc. Los NPEs se usan, además, en un amplio rango de productos de consumo masivo: cosméticos, limpiadores, pinturas, etc.



El uso de detergentes líquidos, industriales y domésticos supone su mayor aplicación, representando el 80% de la demanda de NPEs.



El restante 20% de la demanda se debe al uso mayoritario como aditivo en aceites lubricantes, antioxidantes para caucho y plásticos. En el año 1999, la industria de pulpa de celulosa en Europa representaba alrededor del 1% del total del consumo de NPEs.



Los nonil fenoles pueden simular hormonas estrogénicas naturales, lo que puede alterar el desarrollo sexual en organismos: feminización de peces (Jobling et al 1.995,1.996).


Los efectos para la salud humana aún no están claros, pero se han encontrado irregularidades en la función espermática de mamíferos (Chitra et al, 2.002) (Adeoya-Osiguwa et al 2.003) y documentado daños en el ADN de linfocitos humanos (Harreus et al, 2.002), por lo cual en la Unión Europea, se han empezado a prohibir y regular productos que contengan nonil fenoles.



6- Bisfenol A (BPA)

El Bisfenol A es un compuesto orgánico persistente altamente tóxico y estrogénico. Se trata de un monómero (ladrillo para que nos entendamos) de dos plásticos: policarbonato y resinas epoxi.
El bisfenol A, en concreto las resinas epoxi, se utilizan como recubrimiento en latas y otros envases que precisan aislar los alimentos que contienen, del propio material con el que se ha fabricado el envase. 
El consumo de alimentos envasados con estos recubrimientos (prácticamente la mayoría) o el contacto directo con la piel, como sucede cuando tocamos papel térmico, son las principales causas de la alarmante presencia de BPA en sangre, orina y tejidos.
La mayor parte de esta sustancia (más del 99%) se emplea en la fabricación de policarbonato y de resinas epoxi. 



Policarbonato:

El policarbonato empieza a ser muy común tanto en los hogares como en la industria o en la arquitectura por sus tres principales cualidades: gran resistencia a los impactos, a la temperatura (125°C) y su gran transparencia. El policarbonato viene siendo usado en una gran variedad de campos:




  • Alimenticia : botellas y garrafas para envasado de agua mineral.
  • Arquitectura : cubiertas y cerramientos verticales en naves industriales y pabellones. Especialmente usada su versión de policarbonato celular o paneles.
  • Agricultura : cubiertas de invernaderos, preferido por ser más resistente que el nylon y más barato que el vidrio.
  • Juguetes: juguetes de alta resistencia sobre todo para niños de corta edad.
  • Fotografía, cine e iluminación: usado en partes para las cámaras fotográficas, luces estroboscópicas, proyectores, visores, casetes, medidores de luz, cajas de interruptores, binoculares, microscopios y lentes para todo tipo de gafas (Calidades especiales de alta calidad óptica).
  • Materiales de las oficinas y elementos de la escritura: partes de los ordenadores y de las máquinas de escribir, bolígrafos, plumas estilográficas, plantillas, reglas y otros instrumentos de geometría.
  • Electrotécnica y Electrónica: se utilizan como materia prima para CD, DVD (para las gamas de calidades ópticas más altas se emplea PMMA), algunos componentes de los ordenadores formadores de bobinas, deflectores, carcasas de transformadores, cajas de teléfono, cajas de interruptores, enchufes ligeros con luz fluorescente, enchufes normales y conectores.
  • Ingeniería mecánica: componentes para los neumáticos, vasos de filtros, cubiertas de protección, vivienda, filtros, válvulas, chasis, pulsadores y piezas para la máquina de coser.
  • Transporte: cajas transmisoras de señales y discos de colores, señales de tráfico, motos de nieve, reflectores de los faros, indicadores, luces de emergencia, calefacción, ventilación de rejillas y cajas de fusibles.
  • Seguridad: cristales antibalas y escudos antidisturbios de la policía.
  • Maquinaria: Lámina (hoja) especial para aislar ventanas, puertas, terrazas, salones con los requisitos de una seguridad especiales y protecciones industriales en todo tipo de maquinaria.
  • Automoción: piezas en vehículos y ventanas irrompibles y antirrayado en coches de policía (calidad Saphir)
  • Moldes de Pastelería: utilizados para la elaboración de bombones y figuras de chocolate.

Resinas Epoxi:




  • Adhesivos de gran resistencia.
  • Pinturas y recubrimientos.
  • Aditivos en el fraguado del cemento.
  • Componentes eléctricos y electrónicos.
  • Herramientas y compuestos, etc.

El Bisfenol-A o BPA se encuentra en los tejidos y en la orina de casi toda la población española y tiene los siguientes efectos:

  • Efectos sobre el sistema reproductor masculino

Numerosos trabajos hacen referencia a una alteración de la espermatogénesis que condiciona un descenso en los niveles de esperma, de la testosterona y en general, de la fertilidad masculina. Además, otros estudios sugieren un cambio en la conducta sexual.

  • Efectos sobre el sistema reproductor femenino

En mujeres, se producen cambios en la maduración de los ovocitos, disminuyendo su número y calidad. También existe algún estudio que relaciona la exposición a bisfenol A con efectos negativos sobre el endometrio, aparición de ovarios poliquísticos, abortos y partos prematuros. Por otra parte, en animales hay evidencias de quistes ováricos, endometriosis, pubertad temprana y afectación del eje hipotálamo-hipófisis-gonadal.

  • Efectos sobre el cerebro y el comportamiento

Diversos ensayos en animales han confirmado el efecto del bisfenol A sobre la diferenciación de las neuronas, alteración de los sistemas mediados por glutamina y dopamina y cambios en la expresión de receptores estrogénicos. También se le ha relacionado con posibles cambios en la conducta materna (menor atención hacia las crías), ansiedad, reducción de la conducta exploratoria y una feminización de los machos. En humanos se han podido establecer cambios que incluyen hiperactividad, aumento de la agresividad, aumento a la susceptibilidad de sustancias adictógenas y problemas tanto en el aprendizaje como en la memoria.



  • Efectos sobre el metabolismo y el sistema cardiovascular

Se han establecido asociaciones de una mayor concentración de bisfenol A con casos de diversas enfermedades cardíacas e hipertensión. Además, la exposición a bisfenol A conlleva a un aumento de los lípidos en sangre, un aumento del peso y un incremento de la lipogénesis. También puede incidir en la aparición de diabetes mellitus tipo II al aumentar la resistencia a la insulina y número de células grasas.

  • Efectos sobre el tiroides

Estudios en animales concluyen que el bisfenol A es capaz de afectar a la función tiroidea comportándose como antagonista de la hormona tiroidea. En anfibios, este efecto se traduce en una inhibición de su metamorfosis. La afectación del tiroides también afecta a los roedores. En el caso de los humanos, no se han realizado suficientes estudios que permitan extraer resultados concluyentes.

  • Efectos sobre el sistema inmune

Se ha demostrado en animales de experimentación una inducción de linfocitos T y un aumento en la producción de citoquinas, favoreciéndose así los procesos alérgicos.

  • Efectos sobre el intestino

Posible inflamación y alteración de la permeabilidad intestinal en animales.

  • Efectos carcinogénicos

Cuando el bisfenol A es metabolizado por hidroxilación y posterior oxidación, forma una ortoquinona que puede establecer enlaces covalentes con el ADN y desarrollar efectos mutagénicos y teratogénicos. Los efectos mutagénicos podrían ser los iniciadores de varios procesos carcinogénicos asociados a bisfenol A:

  • Cáncer de próstata

La actividad estrogénica de la sustancia puede derivar en un aumento del tamaño prostático y en una disminución del tamaño del epidídimo.

  • Cáncer de mama

Se ha detectado una mayor susceptibilidad mutagénica y carcinogénica a nivel de las células mamarias en mujeres debido a la estimulación estrogénica del desarrollo y división de las glándulas mamarias.


Principales fuentes de exposición:


  • Papel térmico


El bisfenol A se utiliza en grandes cantidades en la fabricación de papel térmico y papel autocopiativo. Es el compuesto que se oscurece y se hace visible cuando el papel se expone a un cabezal de impresión térmico. Debido al uso extendido y popular de papel térmico, como en los billetes de avión, las etiquetas, los comprobantes de los pagos con tarjeta de crédito, las entradas de cine, los tickets de venta, etc., y los residuos que generan todas estas impresiones, el BPA puede ser ingerido o absorbido a través de la piel. El BPA existe en estos papeles como moléculas no consolidadas que pueden acumularse en nuestra piel y migrar al interior de nuestro cuerpo.

El BPA, BPS y otros disruptores que contienen estos recibos y tickets queda depositado en los dedos al tocarlos, o bien en los bolsillos o carteras, contaminando ropa, billetes de banco, etc. No desaparece al lavar las manos con jabón, puesto que son sustancias insolubles en agua. Se pueden eliminar sumergiendo los dedos en etanol durante 30 segundos. De son ser así permanecerán en contacto con la piel durante varias horas lo facilitará su absorción. 

El estudio efectuado en Dinamarca por Lassen, Nikkelsen y Brandt (2011), indica que la exposición de los dependientes de supermercados que pasan su jornada laboral dando estos recibos a los clientes no es proporcional, sino que llega un momento en que la piel se satura y ya no aumenta la cantidad de BPA que retiene. Estos autores señalan que la migración del papel a los dedos aumenta con la sudoración, y que los últimos estudios indican que un porcentaje de alrededor del 50% puede ser absorbido por el organismo a través de la piel, aunque no se ha establecido un porcentaje exacto. 


Algunos comercios fuera de de España utilizan en sus tickets de papel garantizado sin bisfenol A. El mismo establecimiento comercial en nuestro país utiliza papel térmico con el tóxico BPA.

Muchas empresas han iniciado sus propias campañas para no ofrecer productos con BPA. Esto es claramente patente fuera de España con el papel térmico libre de bisfenol A. Si el bisfenol A fuera tan inofensivo como se dice, probablemente no nos encontraríamos con realidades como la de Francia, donde la mayoría de los comercios no utilizan otro papel térmico en las cajas que no sea con papel libre de bisfenol A (también hay tickets con impresión de tipo matricial o laser que no contienen bisfenol A). El uso de papel térmico libre de bisfenol A es un claro ejemplo de aplicación del principio de precaución y, por tanto, se evita que este componente tóxico circule por nuestros dedos al manipular tickets de compra, entradas a espectáculos, recibos de tarjetas, etc. 
La existencia de importantes informes científicos condujo a que una aplastante mayoría, izquierda y derecha, de la Asamblea Nacional francesa votase a favor de la eliminación del bisfenol A. Especialmente relevante es el informe de la Agencia Nacional para la Seguridad Alimentaria, Ambiental y Ocupacional (ANSES) sobre “Efectos sobre la salud del bisfenol A”.

  • Papel reciclado con BPA

Como consecuencia del punto anterior, el papel reciclado también está contaminado con Bisfenol A.
Una de sus aplicaciones más comunes es la fabricación de cajas de papel reciclado para distribución de pizzas a domicilio o para llevar.
El contacto directo del cartón con la pizza junto al elevado calor del producto recién horneado, libera cantidades de bisfenol A directamente a la pizza, pues es un polímero altamente liposoluble (se disuelve en grasa) por lo que entra a formar parte del alimento como otro ingrediente extra extremadamente tóxico.

"El papel reciclado es la mayor porquería que uno pueda imaginar"
Dr. Nicolás Olea Serrano 

  • Selladores dentales


El bisfenol-A o BPA es una sustancia química componente de los selladores dentales, tiene la capacidad de causar estragos a nivel hormonal, pero según nuevos estudios también afectaría al desarrollo del esmalte dental. Un equipo de investigadores franceses ha descubierto que los animales de laboratorio expuestos a esta sustancia diariamente desarrollan una condición dental llamada, “hipo mineralización incisivo molar”.
Esta condición en los seres humanos se traduce en una acumulación anormal de materiales orgánicos en los dientes, generando dientes sensibles y más propensos a la cariesEl daño dental se produce por la exposición al BPA, ya que es responsable de afectar el proceso de la formación del esmalte, conocido como amelogénesis.
El estudio francés demostró que después de una exposición de 30 los dientes de los animales ya mostraban signos importantes de Hipo-mineralización incisivo molar, entrando además niveles muy bajos de una enzima que ayuda en la eliminación de la acumulación de las proteínas del esmalte.
En esencia, la exposición de BPA altera efectivamente la eliminación de proteínasmediante la interrupción de las enzimas que juegan un papel importante en la eliminación de proteínas que forman los andamios para el esmalte. La buena noticia es que los investigadores han descubierto un método para detectar la exposición al BPA temprana a través de la observación dental, ya que mediante el estudio de esmalte, los ortodoncistas pueden ser capaces de predecir los altos niveles de BPA en una exposición temprana.
Esto significa que los selladores dentales elaborado con derivados de BPA que al combinarse con la saliva lo eliminan, deberán ser completamente reemplazados. Los sellantes fueron empleados en la década de 1980 y respaldados por la Asociación Dental Americana, como “una forma importante de prevenir la caries dental y proteger las encías”.
  • Biberones con BPA

Ya hemos comentado la utilización de selladores dentales con BPA, sobre todo en odontología infantil, pero los niños ya conocían este compuesto, pues en su etapa de lactantes se les ha alimentado con biberones de policarbonato que en contacto con el agua hervida, liberaba grandes cantidades de bisfenol A. 

Conozcamos una breve cronología:

En el año 1936 se determinó que el Bisfenol A era altamente estrogénico y se demostró en experimentación animal que aumentaba el tamaño del útero en las ratas.
El principio de precaución debería haberse aplicado retirando el producto del mercado inmediatamente.


El 18-04-2008, Canadá dice, a través de dos ministros canadienses en el telediario de las 12:00 del medio día. Ministro de sanidad y de medio Ambiente.

"Desaconsejamos el uso de los biberones de plástico en la alimentación infantil, como no hay alternativas, recomendamos:
1.- No utilizar el microondas
2.- No verter agua caliente en los biberones."
El bisfenol A es disuelto en el agua caliente y pasa al bebe, y es estrogénico desde 1936.
Después de la noticia de Canadá, otros se sumaron a la prevención y en Europa es prohibido el biberón de plástico desde el 01-06-2011. O biberones sin BPA



Nos encontramos en junio de 2011 con la siguiente noticia:





LEGISLACIÓN | Entrará en vigor en junio de 2011

La UE prohíbe los biberones con bisfenol A


La Unión Europea (UE) ha acordado prohibir los biberones de plástico que lleven el componente bisfenol A (BPA) por sus posibles efectos perjudiciales para la salud de los niños, según ha informado la Comisión Europea en un comunicado.

Expertos de los Veintisiete países de la UE así como del Ejecutivo comunitario, en el marco del Comité Permanente para la Cadena Alimentaria y la Salud Animal, han adoptado esta prohibición, que entrará en vigor el 1 de junio de 2011.



Nuestros políticos han tardado la friolera de 75 años en prohibir los biberones de policarbonato, tiempo durante el cual hemos estado mamando bisfenol A, a pesar de conocer su toxicidad desde 1936 (publicado por Nature)
Los niños nacidos a partir de junio de 2011 tampoco se libran de este elemento pues se les ha transferido durante el embarazo y la lactancia natural.

Adquiere más tintes de tragedia saber que esta ley fue promovida porque Francia, de forma unilateral iba a tomar medidas para retirar el bisfenol A de sus fronteras y eso puso en jaque a la maquinaria política europea. 
Al día siguiente de la puesta en marcha de la ley, ya había en el mercado biberones libres de PBA, por lo que se puede deducir que se tuvo que dar ese tiempo a la industria para adaptarse a esta nueva exigencia reguladora. Como conclusión podemos afirmar que se antepuso el interés económico a la salud de los recién nacidos, algo que no parece herir en absoluto la sensibilidad de nuestros políticos.

  • Medio Hospitalario

Uno de las fuentes más graves de contaminación de Bisfenol A es el medio hospitalario..
Todo el instrumental médico contiene BPA, siendo los principales grupos de riesgo los recién nacidos que permanecen sus primeros días en incubadora o los pacientes que se someten a hemodiálisis. 
Se encuentra en las vías para los sueros o en jeringuillas.
Los niños españoles orinan todos los días 4,2 ng/litro (nanogramos por litro) de bisfenol A, cantidad que se multiplica en los bebés encerrados en incubadora de policarbonato.

El mejor plástico y, por tanto la mayor fuente de bisfenol A se encuentra en el medio hospitalario. Las personas que ingresan en un hospital salen de él con un nivel mayor de BPA en su organismo del que entraron

  • Recubrimiento interior de las latas de conservas y botellas de plástico



Otra fuente de exposición al bisfenol A son el recubrimiento interior de las latas de conserva de resinas epoxi o las botellas de plástico.



Ell doctor Nicolás Olea, ha señalado que ya en el año 1995 advirtió tras realizar un estudio con latas de conservas que el Bisfenol-A encontrado facilitaba “la proliferación de células de cáncer de mama“. Sin embargo, sostiene que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición no hizo nada porque “no había interés”Todo ello a pesar de que la red Infancia y Medio Ambiente (INMA) ha demostrado que “el 100 por cien de las mujeres embarazadas analizadas y el 100 por cien de sus hijos, una vez nacidos, presentan 4 nanogramos por mililitro de media de bisfenol-A en la orina“. Por eso, y porque, “probablemente, las exposiciones de hoy tengan efectos en el año 2040″, “es tiempo de actuar”.


En cuanto a las botellas de plástico, el peligro reside en que el bisfenol A entra en contacto directo con el producto que contiene y lo ingerimos en nuestra dieta diaria. Los niños siguen siendo los más expuestos.

Identificación de los plásticos considerados seguros y los plásticos peligrosos
Para evitar posibles riesgos, se recomienda la utilización de envases inertes e inocuos para que no aporten ningún tipo de sustancia contaminante al alimento que contienen, ni reaccionen con los compuestos del alimento. En este sentido, el vidrio es uno de los materiales más comunes y adecuados. Asimismo, las conservas envasadas se pueden encontrar tanto en envases de lata como de cristal, por lo que se recomienda abusar lo menos posible de las primeras ya que el BPA utilizado en el revestimiento de las latas puede filtrarse en el contenido de los alimentos, especialmente en el caso de los líquidos, como las sopas y las salsas. Es especialmente recomendable sustituir el aceite embotellado en plástico por el de vidrio, ya que tiene una mayor tendencia a filtrarse en este producto.
Los riesgos de sufrir migrañas debido a la ingesta de esta sustancia química aumentan alarmantemente. Hasta tres millones de personas están afectadas según la Sociedad Española de Neurología (SEN), en muchas ocasiones impidiéndoles mantener una calidad de vida aceptable. Un trastorno que está considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los más discapacitantes y que afecta más a menudo a los jóvenes que a las personas de mayor edad.
La lista de efectos tóxicos del bisfenol A la considero constitutiva de delito. En el blog del periodista ambiental Carlos de Prada se detallan algunos de ellos que a continuación resumo:

Efectos del Bisfenol A:
Existen numerosos estudios científicos que han mostrado la capacidad del bisfenol A de ser uno de los contaminantes estrogénicos más poderosos.
  • Daña los órganos sexuales masculinos 
  • Afecta a la conducta animal
  • Induce el cáncer de próstata (incluso a dosis muy pequeñas)
  • Biológicamente activo a niveles bajísimos de concentración. 
  • Crecimiento anormal de las mamas
  • Cáncer de mama
  • Poliquistosis ovárica
  • Adelanta la pubertad
  • Fetos con anomalías cromosómicas
  • Agresividad, deficiente cuidado materno
  • Caída en la producción de esperma
  • Alergias
  • Diabetes (Estudio de Ángel Nadal, biólogo molecular)
  • Trastornos hepáticos
  • Trastornos del sistema inmunológico
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Obesidad, etc.
Se da la circunstancia de que en Cartagena, ciudad española en cuyo entorno hay además otra serie de industrias problemáticas, la multinacional norteamericana General Electric Plastics construyó hace años la mayor fábrica europea de policarbonatos ,capaz de producir más de 250.000 toneladas al año de bisfenol A, suficiente para estrogenizar a toda Europa.
En el mercado tendremos que saber identificar los productos cuyos envases están libres de bisfenol A (BPA Free).

Biberones libres de bisfenol A
Etiquetado BPA Free










7- Ftalatos
Los ftalatos son uno de los grupos de sustancias cuyas fuentes de contaminación las encontraremos más frecuentemente en el hogar y que se encuentran en los organismos de todos los occidentales, en el 100% de las placentas y de la orina de niños y adultos o, por ejemplo, en el 100% del agua embotellada del mercado alemán, tanto en botella de plástico como de cartón. 

Los bisfenoles vienen acompañando a los ftalatos y fundamentalmente acompañando a los plásticos. La mayor fuente de exposición de los ftalatos, es la cosmética, ya que la persistencia de los cosméticos, está basada en la presencia de los ftalatos, que hacen que su aroma se mantenga en la piel durante más horas.


Se usan para ablandar y aumentar la flexibilidad del plástico y del vinilo. El cloruro de polivinilo se suaviza y flexibiliza al agregarle ftalatos, formando parte de cientos de productos habituales en nuestros hogares.


Los ftalatos se usan en  productos para el cuidado personal, incluidos perfumes, lacas para el pelo, jabones, champú, esmaltes para uñas y cremas humectantes. 



Se usan en productos de consumo masivo como juguetes flexibles de plástico y de vinilo, cortinas para ducha, persianas de vinilo, envases de alimentos plastificados.

Los ftalatos también se usan en acabados para madera, detergentes, adhesivos, tuberías de plástico para plomería, lubricantes, tubos y bolsas para líquidos de uso médico, disolventes, insecticidas, dispositivos médicos, materiales de construcción.
Se han usado ftalatos para hacer chupetes, sonajeros blandos y mordedores para bebés.


La exposición a ftalatos puede producirse al comer alimentos envasados en plásticos que contiene ftalatos, o al respirar polvo en habitaciones donde hay persianas de vinilo, papel tapiz, o pisos de reciente construcción que contienen ftalatos. 

Podría estar expuesto al beber agua que contiene ftalatos.
Los niños podrían estar expuestos a los ftalatos al masticar juguetes blandos de vinilo u otros productos que los contienen
Los niños españoles controlados en el estudio de INMA, orinan diariamente 755 ng/ml del metabolito MEP (mono-etil ftalato).
Las personas que están en mayor riesgo de exposición a los ftalatos son los pacientes de diálisis, los hemofílicos, o quienes reciben transfusiones de sangre de fuentes que usan tubos o recipientes hechos con ftalatos.
Otras personas en alto riesgo son los pintores, impresores y trabajadores expuestos a los ftalatos durante la fabricación, la formulación y el procesamiento de los plásticos.



Los estudios científicos han asociado algunos ftalatos con efectos muy diversos. Muchas veces, la asociación se encontraba incluso a niveles de concentración bastante bajos, presentes en amplios sectores de población.

Se han estudiado alteraciones producidas por exposición prenatal, en la infancia y en la edad adulto. También se ha estudiado su efecto en la industria cosmética. Los resultados son tan desastrosos que ni se publican, según el Dr. Nicolás Olea Serrano. 

Entre los efectos asociados se citan: 

  • Asma y alergia infantil. 
  • Limitación de la función pulmonar en hombres adultos. 
  • Daños en el esperma.  
  • Anomalías en el desarrollo genital masculino (como la criptorquidia) 
  • Alteración de los niveles de testosterona. 
  • Ginecomastia en adolescentes varones. 
  • Acortamiento de la distancia anogenital en varones recién nacidos (feminización).
  • Alteraciones del comportamiento (como feminización de la conducta infantil). 
  • Telarquia precoz (desarrollo prematuro de las mamas en las niñas). 
  • Endometriosis. 
  • Cáncer de mama. 
  • Alteración de la formación de los folículos ováricos.
  • Partos prematuros. 
  • Bajo peso al nacer (que puede traer aparejado mayor mortalidad infantil y mayor riesgo de problemas cardiovasculares y metabólicos en el estado adulto). 
  • Trastorno de déficit de atención e hiperactividad.
  • Problemas de desarrollo cognitivo y motor en los niños.
  • Obesidad, 
  • Resistencia a la insulina (ligada a la diabetes)
La mejor protección frente a los productos contaminados con ftalatos es no usarlos, evitando estar expuesto a ellos, por lo que revisa en la información de los ingredientes de tus productos cosméticos como esmalte de uñas, lápiz de labios, geles, champús, cremas y perfumes, la ausencia de:


BBP Butilbencil ftalato

DBP (dibutyl ftalato)
DEHP diethylhexyl ftalato)
DMP (dimethyl ftalato)
PB (metilftalato, butilftalato, propilftalato)
Filtros UV



Ftalatos en ropa infantil



Se han encontrado niveles inaceptables de ftalatos en camisetas infantiles.



DISNEY CHARACTER, GARMENT TYPE
COUNTRY OR PURCHASE
RETAILER
SUM ALL
PHTHALATES
mg/kg
SUM OF ALKYL-
PHENOL ETHOXY-LATES
mg/kg

Tigger vest
Denmark
H&M
1,4
620
Mickey Mouse T-Shirt
Belgium
Carrefour
101,150.8
264,3
Princess T-Shirt
Canada
Wall Mart
96,050.6
34,1
Donald Duck T-Shirt
Netherlands
C&A
170,036
1,22
Minnie Mouse T-Shirt
Spain
El Corte Inglés
57,129.1
122





El 30% del plástico reciclado europeo se exporta a China, donde es sometido a un proceso de transformación, regresando a occidente en forma de fibra para la hilatura, lo que comúnmente conocemos como poliéster que no es otra cosa que PET reciclado. A la pregunta ¿se puede vestir con un traje hecho con botellas de Coca Cola?, la respuesta es SÍ.



En este proceso de transformación se incorporan los siguientes aditivos considerados disruptores endocrinos altamente tóxicos:


  • PBBs y PBDEs: Polibromados de acción retardante de la llama.
  • PFOS y PFOA: Perfluorados para que no se manche la ropa
  • Cr, Cd, Pb, Sb, Hg, Cu,... Metales pesados para colorear (presentes en las placentas)
  • Nonylfenol: Para evitar arrugas y hacer el planchado más fácil
  • Ftalatos
  • Pentaclorofenol
  • Diclorometano
  • Formaldehido, etc

8- Parabenos

Los parabenos son conservantes antimicrobianos utilizados en cosmética.
Los parabenos son substancias químicas que se añaden a casi todo, desde al champú, desodorantes, comidas procesadas y productos farmacéuticos para asegurar su durabilidad y para mantener su estabilidad con bajo coste. 



Un estudio de la Universidad de Reading en Inglaterra, ha encontrado que a todas las mujeres operadas de cáncer de seno, tienen estos químicos parabenos en el tejido retirado del seno, que les hace pensar en una posible relación entre este químico y la enfermedad. 

En ese estudio realizado, se realizaron cuatro tomas de muestras de tejido en diferentes tiempos de 40 mujeres operadas de mastectomía por cáncer durante tres años hasta juntar 160 muestras. Del análisis de esas muestras, se desprende que el 99 por ciento de ellas contenían por lo menos un tipo de parabeno, mientras el 60 por ciento contenían por lo menos cinco tipos de parabenos. 


Un nuevo estudio La investigadora Philippa Darbre y sus colegas de la Universidad de Reading, en el Reino Unido, estudiaron muestras de 20 tumores de mama diferentes y en todos hallaron restos de parabenos.

A pesar de que la industria cosmética dice que estas sustancias son seguras, Darbre advirtió que "su detección en tumores humanos de mama es preocupante porque se ha demostrado que los parabenos pueden imitar la actividad de la hormona femenina estrógeno".

 Su detección en tumores humanos de mama es preocupante porque se ha demostrado que los parabenos pueden imitar la actividad de la hormona femenina estrógeno 
Philippa Darbre, investigadora.

"El estrógeno puede estimular el crecimiento de los tumores de mama".
"Por eso, sería prudente considerar si se debe continuar empleando parabenos en una gama tan amplia de cosméticos, incluidos los desodorantes, utilizados cerca de los pechos", dijo.
El estudio se publicó en la revista especializada Journal of Applied Toxicology. 



El intrigante descubrimiento de los parabenos presentes en cada mujer con cáncer, aún en aquellas que no utilizaban desodorantes químicos despiertan la pregunta de ¿dónde salieron estos químicos? Por eso, la presencia de parabenos 
en las muestras de tejidos justifica realizar una exhaustiva investigación científica. 
Se encuentran restos de parabenos en el 96% de las placentas y en el 100% de la orina de los niños que participan en el estudio de INMA coordinado por el Dr. Nicolás Olea Serrano.

En estudios posteriores en los Estados Unidos, han encontrado parabenos en muestras de orina analizadas que sugieren que estos químicos pueden estar provocando toxicidad en los órganos del cuerpo, y problemas de fertilidad en humanos así como defectos de nacimiento y trastornos hormonales y endocrinos. 

Cuando adquiera productos cosméticos y de cuidado personal o alimentos, asegúrese de leer todos los ingredientes mencionados en la etiqueta y evite aquellos que le exponen innecesariamente a los parabenes, Aún más, fíjese si tienen la leyenda de que no los contienen.

En la etiqueta pueden aparecer con los siguientes nombres:

Metil parabeno
Propil parabeno
Isobutil parabeno
Etil parabeno
Butil parabeno
E216




Estas sustancias químicas comúnmente se utilizan en:
Desodorantes Antitranspirantes
Champús y acondicionadores
Gel de afeitado
Dentífricos
Lociones y protectores solares
Maquillaje
cosméticos
Medicamentos farmacéuticos
Aditivos alimenticios





Aunque sorprendentemente el uso de parabenos en cosmética no está regulado, algunos fabricantes no los incluyen en sus fórmulas como medida preventiva.
Si no podemos hacer nuestra propia cosmética en casa, es recomendable buscar en el mercado productos con el distintivo Sin Parabenos, 0% Parabenos, Free Parabenos, etc






9- Perfluorados (PFOA, PFOS)

Los compuestos perfluorados (PFC) engloban un grupo de sustancias contaminantes emergentes que recientemente han captado la atención de la comunidad científica debido a las características de persistencia, bioacumulación y toxicidad que presentan. 

Sus propiedades hidrofóbicas, lipofóbicas y de resistencia al calor han facilitado su utilización desde los años 50 en numerosas aplicaciones industriales y comerciales, empleándose como:

  • Repelentes de aguas, grasas y aceites en tableros y productos de papel. 
  • Pinturas.
  • Adhesivos.
  • Productos de limpieza. 
  • Productos de higiene personal.
  • Antimanchas de alfombras y materiales textiles como mantelerías 
  • Antiadherentes en utensilios de cocina. Tefal en sartenes
  • Materiales empleados en la fabricación de semiconductores.
  • Fluidos hidráulicos para aviación.
  • Espumas contra incendios. 
  • Insecticidas.
  • Herbicidas.
  • Materiales de uso médico y odontológico.
  • Prendas de goretex
  • Agua
  • Bolsas de palomitas de microondas

Los perfluorados son indefinidamente persistentes en el medio ambiente. Se trata de un tóxico y carcinógeno en animales. Se ha detectado su presencia en la sangre del 100% de la población en general,  siendo en EEUU el compuesto químico más abundante en sangre. 

Se asocia directamente con:

  • Infertilidad.
  • Aumento de colesterol.
  • Enfermedad tiroidea.  
  • Defectos de nacimiento.
  • Cáncer.
  • Trastornos hepáticos.
  • Alteración en los niveles de lípidos. 
  • Trastornos del sistema inmunológico.


Sanidad | 03/07/2012 - 18:13h


El Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA), del CSIC, ha detectado en el agua de España y Alemania altos niveles de compuestos perfluorados (PFCs o PFASs), en un estudio presentado en unas jornadas sobre detección de contaminantes orgánicos en alimentación y medio ambiente.

Los perfluorados son muy habituales en objetos de uso cotidiano como sartenes antiadherentes con teflón, tejidos que repelen agua, aceite o manchas, y en algún tipo de envoltorios y envases, y sus principales vías de entrada en el organismo humano son la inhalación, la ingesta de alimentos y el consumo de agua.
El trabajo, según ha informado el IDEAE, se ha realizado con muestras de distintas redes hídricas europeas, y aunque el uso de algunos de los compuestos ha sido limitados en la industria, los resultados revelan que las sustancias perfluoroalquílicas (PFASs o PFCs) están presentes en todas las aguas estudiadas.
También se ha puesto de manifiesto que en algunas muestras procedentes del área metropolitana de Barcelona se superan los niveles máximos de seguridad establecidos recientemente por la EPA, para una ingesta puntual.
Para el estudio se han analizado más de 90 muestras de agua y sedimentos, 36 muestras de diferentes especies de peces de agua dulce, 25 de leche humana y 40 de diferentes tipos de carne tomadas durante el período entre 2010 y 2012.
Los datos revelan que en las muestras de río los niveles más elevados de estos componentes se han encontrados en las aguas superficiales y de salida de las depuradora, y que todas las muestras de aguas para beber presentaban niveles cuantificables de PFASs.
Se da la circunstancia de que la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EE.UU. ha decretado el control de seis perfluorados en las aguas de bebida por riesgo sanitario, pero Europa no cuenta con ninguna legislación específica sobre PFCs en el agua para beber.
Las jornadas han reunido a más de un centenar de científicos de agencias gubernamentales y de la industria de todo el mundo, para evaluar las técnicas de investigación en la detección de contaminantes orgánicos en muestras ambientales y alimentarias.
Como en los casos anteriores y ante la pasividad de las administraciones, algunos fabricantes distinguen sus productos con etiquetados que indican la ausencia de perfluorados en sus productos.









10- Organobromados PBBs PBDE
Los compuestos Organobromados son ampliamente utilizados como retardantes del fuego. El más significativo es el tetrabromobisfenol-A. Otros retardantes del fuego, como el hexabromociclododecano y los éteres de bromodifenilo, son aditivos y no se unen químicamente a los materiales que protegen. El uso de los pirorretardantes organobromados está creciendo, pero también es controvertido debido a que son contaminantes persistentes (COP).



La industria los utiliza para la fabricación de:
  • Aparatos eléctricos y electrónicos: ordenadores, aparatos electrónicos de consumo (radio, televisión, teléfonos…), electrodomésticos y otros artículos con circuitos impresos.

  • En sector transportes: Productos textiles, plásticos y componentes electrónicos en el interior de automóviles, trenes, aviones y barcos.

  • Materiales para la construcción: rellenos de espuma, placas aislantes, espuma aislante, tuberías, paneles para paredes y pisos, películas plásticas, resinas, etc.

  • Muebles: muebles tapizados, cubiertas para muebles, colchones, componentes de espuma flexible.

  • Productos textiles: cortinas, alfombras, láminas de espuma para el relleno de las alfombras, moquetas, lonas impermeables, ropa de trabajo y ropa de protección.

  • Productos de embalaje: material empaquetado con espuma de poliuretano.



Impacto en los seres humanos:





En relación con la presencia de PBB en humanos existe un estudio que demuestra la
presencia de estos compuestos en la población española (Fernández y col. (2006)). El estudio se llevó a cabo entre 20 pacientes del Hospital Universitario de Granada. Todas eran mujeres con edades comprendidas entre 24-81 años).

El 100% de los casos presentaban niveles de PBBs en el tejido adiposo.
La relevancia de este estudio radica en que demuestra la exposición de la población española a los PBBs.


La exposición in útero tiene lugar mediante el traspaso de PBB al feto por transferencia placentaria, y los lactantes pueden también quedar expuestos a través de la leche. En la leche humana se han encontrado niveles de

2,2’,4,4’,5,5’-hexabromobifenilo 100 veces más altos que los hallados en la sangre materna (Brilliant y col.,1978; Landrigany col., 1979; Eyster, 1983, según se informa en IPCS, 1994)


El hexabromobifenilo es rápidamente absorbido por el cuerpo, siendo los alimentos la principal vía de exposición humana, debido a la acumulación y biomagnificación en la cadena trófica (IPCS, 1994; US ATSDR, 2004).

El hexabromobifenilo, al igual que todos los PBB, es un potente inductor de enzimas hepáticos metabolizantes como el citocromo P-450 en el hígado.

El metabolismo y la excreción de los hexabromobifenilos son bajos (IPCS, 1994; US ATSDR, 2004), y los compuestos, por consiguiente, muestran una acusada bioacumulación y persistencia en todas las especies.








Los grupos vulnerables podrían ser las mujeres embarazadas, embriones e infantes, debido a los efectos sobre el equilibrio de las hormonas tiroideas y sobre el desarrollo del sistema nervioso central del feto. Durante el embarazo, el mantenimiento del equilibrio de las hormonas tiroideas es un desafío fisiológico. Los embriones e infantes son particularmente vulnerables a las reducciones en los niveles de hormonas tiroideas (VKM 2005).
Los infantes se ven expuestos al PBDE a través de la alimentación con leche materna, ya que el PBDE es lipofílico y se acumula en la leche (VKM 2005).





Puede concluirse que el hexabromobifenilo es un producto químico bioacumulativo con una gama de efectos potencialmente adversos para la salud, incluidos carcinogenética, toxicidad reproductiva, efectos perturbadores del sistema endocrino y de otras hormonas, aun con niveles muy bajos de exposición.




11- Dioxinas



Datos y cifras

  • Las dioxinas constituyen un grupo de compuestos químicos que son contaminantes ambientales persistentes (COP).
  • Las dioxinas se encuentran en el medio ambiente de todo el mundo y se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales.
  • Más del 90% de la exposición humana se produce por medio de los alimentos, en particular los productos cárnicos y lácteos, pescados y mariscos. Numerosas autoridades nacionales ejecutan programas de seguimiento de los artículos alimentarios.
  • Las dioxinas tienen elevada toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar el sistema inmunitario, interferir con hormonas y, de ese modo, causar cáncer.
  • Debido a la presencia generalizada de dioxinas, todas las personas tienen antecedentes de exposición, que se espera no afecten a la salud humana. No obstante, en vista del alto potencial de toxicidad de este tipo de compuestos, es preciso realizar esfuerzos por reducir los actuales niveles de exposición.
  • Las medidas más eficaces para evitar o reducir la exposición humana son las adoptadas en el origen, o sea, la instauración de controles rigurosos de los procesos industriales con miras a minimizar la formación de dioxinas.


Generalidades

Las dioxinas son contaminantes ambientales que pertenecen a la llamada «docena sucia»: un grupo de productos químicos peligrosos que forman parte de los llamados contaminantes orgánicos persistentes (COP). Las dioxinas son preocupantes por su elevado potencial tóxico. La experimentación ha demostrado que afectan a varios órganos y sistemas.
Una vez que penetran en el organismo, persisten en él durante mucho tiempo gracias a su estabilidad química y a su fijación al tejido graso, donde quedan almacenadas. Se calcula que su semivida en el organismo oscila entre 7 y 11 años. En el medio ambiente, tienden a acumularse en la cadena alimentaria. Cuanto más arriba se encuentre un animal en dicha cadena, mayor será su concentración de dioxinas.
El nombre químico de la dioxina es 2,3,7,8-tetraclorodibenzo-para-dioxina (TCDD). El término «dioxinas» se utiliza a menudo para referirse a una familia de compuestos relacionados entre sí desde el punto de vista estructural y químico, constituida por las dibenzo-para-dioxinas policloradas (PCDD) y los dibenzofuranos policlorados (PCDF). Bajo esa designación también se incluyen algunos bifenilos policlorados (PCB) análogos a la dioxina que poseen propiedades tóxicas similares. Se han identificado unos 419 tipos de compuestos relacionados con la dioxina, pero se considera que sólo aproximadamente 30 de ellos poseen una toxicidad importante, siendo la TCDD la más tóxica.

Fuentes de contaminación por dioxinas

Las dioxinas son subproductos no deseados de numerosos procesos de fabricación tales como la fundición, el blanqueo de la pasta de papel con cloro o la fabricación de algunos herbicidas y plaguicidas. En cuanto a la liberación de dioxinas al medio ambiente, la incineración descontrolada de desechos (sólidos y hospitalarios) suele ser la causa más grave, dado que la combustión es incompleta. Existe tecnología que permite la incineración controlada de desechos con bajas emisiones.
Aunque la formación de dioxinas es local, su distribución ambiental es mundial. Las dioxinas se encuentran en todo el mundo en prácticamente todos los medios. Las mayores concentraciones se registran en algunos suelos, sedimentos y alimentos, especialmente los productos lácteos, carnes, pescados y mariscos. Sus concentraciones son muy bajas en las plantas, el agua y el aire.
Existen en todo el mundo grandes depósitos de aceites industriales de desecho con PCB, muchos con grandes concentraciones de PCDF. El almacenamiento prolongado y la eliminación inadecuada de este material puede liberar dioxinas hacia el medio ambiente y contaminar los alimentos humanos y animales. Los residuos con PCB no se pueden eliminar fácilmente sin que contaminen el medio ambiente y la población humana. 
Más del 90% de la exposición humana a las dioxinas procede de los alimentos, y fundamentalmente de la carne, los productos lácteos, el pescado y el marisco. Por consiguiente, la protección de los alimentos es crucial. Una estrategia consiste en medidas aplicables en el origen para reducir la emisión de dioxinas. Asimismo, es necesario evitar la contaminación secundaria de los alimentos a lo largo de la cadena alimentaria. Para la producción de alimentos inocuos es esencial que haya buenos controles y prácticas durante la producción primaria, el procesamiento, la distribución y la venta.
Efectos de las dioxinas en la salud humana
La exposición breve del ser humano a altas concentraciones de dioxinas puede causar lesiones cutáneas, tales como acné clórico y manchas oscuras, así como alteraciones funcionales hepáticas. La exposición prolongada se ha relacionado con alteraciones inmunitarias, del sistema nervioso en desarrollo, del sistema endocrino y de la función reproductora.
La exposición crónica de los animales a las dioxinas ha causado varios tipos de cáncer. El Centro Internacional OMS de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) realizó en 1997 y 2012 evaluaciónes de la TCDD. De acuerdo con los datos de las investigaciones en animales y los datos epidemiológicos humanos, el CIIC ha clasificado la TCDD como «carcinógeno humano». Sin embargo, no afecta al material genético, y hay un nivel de exposición por debajo del cual el riesgo de cáncer podría ser insignificante.
Como las dioxinas están omnipresentes, todos tenemos una exposición de fondo y una cierta concentración de dioxinas en el organismo: la llamada carga corporal. En general, no es de suponer que la exposición de fondo normal actual tenga efectos en la salud humana. No obstante, debido al gran potencial tóxico de esta clase de compuestos, son necesarias medidas para reducir la exposición de fondo actual.
Subgrupos sensibles
El feto es particularmente sensible a la exposición a las dioxinas. El recién nacido, cuyos órganos se encuentran en fase de desarrollo rápido, también puede ser más vulnerable a algunos efectos. Algunos individuos o grupos de individuos pueden estar expuestos a mayores concentraciones de dioxinas debido a sus dietas (por ejemplo, grandes consumidores de pescado en algunas zonas del mundo) o a su trabajo (por ejemplo, trabajadores de la industria del papel y de la pasta de papel, o de plantas de incineración y vertederos de desechos peligrosos).
¿Qué puede hacer el consumidor para reducir el riesgo de exposición?

La eliminación de la grasa de la carne y el consumo de productos lácteos con bajo contenido graso pueden reducir la exposición a las dioxinas. Una dieta equilibrada, con cantidades adecuadas de fruta, verduras y cereales, contribuye a evitar una exposición excesiva a una misma fuente. Esta es una estrategia a largo plazo para reducir la carga corporal, y probablemente sea más importante en las niñas y las mujeres jóvenes, con el fin de proteger la exposición del feto y de los lactantes amamantados. No obstante, las posibilidades de que los consumidores reduzcan su propia exposición es limitada.

12- Furano

El Furano se utiliza en la producción de lacas, como disolvente para resinas y en la síntesis de productos químicos para la agricultura (insecticidas), estabilizantes y productos farmacéuticos (química fina).


Se usa principalmente como intermediario en la producción industrial de tetrahidrofurano.
Es útil también para sintetizar nitrofuranos, un grupo de fármacos con actividad antibacteriana, antituberculosa e incluso antitumoral.

Está presente en alimentos como el café, salsas, sopas, alimentos infantiles y otros alimentos envasados.




La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha presentado un nuevo informe con datos actualizados sobre la exposición humana al furano a través de la dieta. Este es el tercer informe que publica la organización desde el año 2009, aunque es el primero que incluye datos de exposición de los distintos sectores de población (adultos o niños). Los resultados (que tienen en cuenta datos recogidos entre 2004 y 2010) confirman de nuevo lo que ya han recogido trabajos anteriores: la exposición a furano es más alta cuando se habla de alimentos como el café o alimentos infantiles. El furano, compuesto orgánico, se forma durante el tratamiento térmico de los alimentos

Los niveles más altos de furano se han detectado en el café, con valores que van de los 45 microgramos por kilo del molido a los 3.660 microgramos por kilo en el tostado. Además del café, otros alimentos afectados son los preparados para lactantes. La media de exposición que se desprende de todas las investigaciones realizadas hasta ahora indican que esta oscila entre los 0,03 y 0,59 microgramos por kilo de peso corporal por día para los adultos y entre 0,02 y 0,13 microgramos por kilo de peso corporal por día para los niños.



En estos últimos, los principales alimentos que contribuyen a la exposición a este compuesto son los zumos de frutas, productos lácteos y otros a base de cereales, aunque con bastante menos contenido que el café. La EFSA reconoce, sin embargo, que los datos aún son limitados y que se necesitan más investigaciones para determinar los niveles reales y los riesgos concretos. En el café, se han establecido cinco categorías, con valores medios de 45 microgramos por kilo para el molido, 394 microgramos por kilo para el de polvo instantáneo, 1.936 microgramos por kilo de tostado molido, 2.016 microgramos por kilo en café no especificado y 3.660 microgramos por kilo para los granos de café tostado. De todos los tipos de café, el que más puede contener furano es el de grano, más que en el instantáneo.



La detección de furano depende sobre todo de las características del alimento y de los procesos a los que se someten. Las mejores condiciones son las que incluyen presencia de carbohidratos y procesos térmicos a altas temperaturas (superiores a los 100ºC).  La fritura favorece la formación de furano. 





Efectos sobre la salud



El furano, junto con las dioxinas, es una sustancia altamente tóxica y persistente en el medio ambiente que se disuelve fácilmente en grasas, lo que hace que se acumule en los organismos desde el medio y a lo largo de la cadena trófica.

La exposición excesiva al furano puede causar efectos significativos sobre la salud humana, afectando a órganos importantes como el corazón, sistema inmune, hígado, piel y la glándula de tiroides, llegando incluso a provocar cáncer reproductivo.

Una vez liberados a la atmósfera, los furanos son partículas minúsculas, que se depositan eventualmente sobre suelo y la vegetación. Siendo altamente insolubles en el agua, estos compuestos se fijan fuertemente por adsorción a los suelos ó sedimentos, por lo que se degradan muy lentamente, y persisten durante muchos años en el ambiente, llegando a acumularse en los organismos y entrar en la cadena alimenticia.

En estudios realizados con animales, el furano se ha comportado como un tóxico que afecta el hígado y el riñón, y se considera como probable carcinógeno humano, de acuerdo con las evaluaciones realizadas por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer. 

En España las empresas eléctricas tienen abandonadas y pendientes de retirar, 250.000 toneladas de furanos y PCBS que constituyen una importante fuente de contaminación medioambiental que puede pasar a la cadena alimenticia




13- Tributil estaño (TBT)




El principal uso del TBT y sus derivados es la fabricación de pinturas anti-incrustantes para barcos.
En los años 50 se descubrieron las propiedades biocidas de los compuestos organoestánnicos y han sido ampliamente utilizados como aditivos en pinturas antiincrustantes, agentes de conservación de la madera, fungicidas en agricultura y biocidas en general. 

Otra aplicacion más alarmante es la presencia de TBT en la fabricación de pañales deshechables. El TBT y el Monobutilo de Estaño (MBT) se encuentran en casi TODOS los pañales desechables.





No es una sustancia propia de la producción de los pañales, es un producto de conservación de la madera que luego se usa en la fabricación. Esta sustancia está en contacto continuo con la piel del bebe y sobre todo, en el caso de los niños, con el escroto y aparato reproductor. El TBT interfiere con el equilibrio hormonal y se sospecha su relación con la esterilización de los varones por la falta de diferenciación de las células precursoras de espermatozoides.



Desde entonces, el estado danés ha aconsejado a los padres dejar de usar los pañales corrientes para sólo usar los desechables ecológicos o los de tela. Los grandes supermercados de Dinamarca desarrollaron entonces sus propias marcas de pañales desechables ecológicos y económicos.

Ahora, desde enero 2008, el ministerio danés de salud ha anunciado que todos los pañales en venta  de marcas habituales ya no llevan el TBT por haber optimizado el control de sus elementos de producción. 

Por desgracia, el estado español está lejos de esto: ni siquiera ha advertido a la población del problema. Falta aún  tiempo hasta que los pañales que se venden en España estén libres del todo de TBT.

Los derivados más aplicados con estos fines son el tributil-, trifenil y triciclohexilestaño, siendo el TBT el de mayor interés por su ubicuidad y elevada toxicidad en el medio acuático.

            
Principales aplicaciones industriales de los compuestos organoestánnicos
Aplicación
Función
Estabilizador de PVC
Evita la degradación térmica y lumínica
Pintura antiincrustante
Biocida
Agroquímica
Fungicidainsecticidaacaricida
Conservante de madera
Fungicida, insecticida
Tratamiento de vidrio
Precursos de películas de óxidos de estaño (IV) en cristal
Protección de materiales (piedra,cuero y papel)
Fungicida,alguicida, bactericida
Impregnación de textiles
Insecticida
Explotación avícola
Desparasitador


Durante la década de los sesenta la industria química elaboró pinturas antiincrustantes más eficaces y económicas utilizando compuestos metálicos, en particular, el compuesto de organoestaño conocido como tributilestaño (TBT). En la década de los setenta, la mayoría de los buques de navegación marítima habían revestido sus cascos con pinturas a base de TBT.








Actualmente, se estima que la producción anual de estos compuestos es de aproximadamente 40.000 toneladas. Los nombres comerciales incluyen Alumacoat, Bioclean, Flo Tin, Fungitrol, TinSan, Ultrafesh y Vikol.



La liberación lenta de compuestos de tributilestaño en el agua que rodea el casco de los barcos impide que los moluscos se incrusten a él. Sin embargo, desde los años 80 se han descubierto diversas anomalías de crecimiento (como en el aumento en el espesor de la concha de las ostras) o el hecho de que muchos gasterópodos hembra desarrollaban órganos genitales masculinos. Al demostrarse que todos los organismos afectados vivían en las proximidades de algún puerto o embarcadero y que presentaban un alto contenido de estaño en sus tejidos, se pudo asociar los efectos al TBT.


Son conocidos diversos episodios de contaminación relacionados con su uso que han llevado a la extinción de especies de gasterópodos en determinadas zonas costeras del Mar del Norte en Bélgica, y a la reducción de la población de ostras en la Bahía de Arcachón en Francia. El efecto de este compuesto sobre los organismos acuáticos tiene lugar incluso a muy bajo nivel de concentración. Así, concentraciones de 1-2 ng/L producen un efecto nocivo crónico en aquellos organismos más sensibles, como algunas especies de algas, zooplancton, moluscos y larvas de algunos peces, e incluso niveles entre 0.04 y 16 μg/L son considerados letales para algunos organismos acuáticos. Además del TBT, sus productos de degradación DBT y MBT poseen también efectos adversos derivados de su mayor solubilidad en agua.


Tanto el TPhT como el TBT son disruptores endocrinos capaces de producir transformaciones morfológicas en determinados organismos entre las que destacan las modificaciones en los órganos reproductores producidas en algunas especies de gasterópodos, engrosamiento de la concha e inhibición de la liberación de larvas en ostras, retrasos en el crecimiento de mejillón, cambios histopatológicos en larvas de peces, etc.


La toxicidad en organismos acuáticos puede darse incluso a concentraciones apenas detectables. El TBT es persistente en sedimentos, donde puede permanecer durante años.


Imposex



El Imposex es un tipo de disrupción endocrina que consiste en la imposición de caracteres sexuales masculinos como pene, vaso deferente y la transformación del oviducto en una estructura parecida a la vesícula seminal, en hembras de gasterópodos. Fue primeramente descrito en Nucella lapillus, donde se observó la aparición de una estructura semejante a un pene en las hembras. Diez años después de su descubrimiento se asoció su aparición al Tributil Estaño (TBT).



Rodolfo Barreiro, de la Universidad de La Coruña, lleva desde 1996 investigando, junto a otros compañeros, el fenómeno conocido como imposex en dos gasterópedos marinos por toda la costa gallega: Nucella lapillus y Nassarius reticulatus. 


«Los caracoles de estas dos especies que recogíamos por toda la costa gallega tenían un micro pene. El imposex afectaba al 100% de las hembras de Nucella lapillus en todas las localidades de Galicia, es decir, más de 50 localidades de todo el litoral, tanto zonas de mar abierto como en áreas de interior de las rías.» 
El culpable: el tributilestaño (TBT).




Otro ejemplo son los machos de carpas afeminados que se detectaron en el año 2000 en el Llobregat a causa de la presencia de TBT.





14- Productos farmacéuticos en el medio ambiente


Parece ser que los productos farmacéuticos no sólo se administran por medio de recetas en nuestros centros sanitarios, sino que también forman parte de nuestra cadena alimenticia al formar parte de nuestro medio ambiente.



Una de las sustancias cuya presencia está creciendo más rápidamente en nuestros ríos son los fármacos. 



«Detectamos concentraciones elevadas de productos farmacéuticos en el río Llobregat, cuyo riesgo se incrementa por las sequías», explica Damiá Barceló, investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). 

En concreto, Damiá detectó que la presencia creciente de «fármacos antiinflamatorios y atelonoles en el río Llobregat está engordando los invertebrados bentónicos, sobre todo en la parte más baja del cauce». Las consecuencias se desconocen, pero se sabe que si se incrementa la presencia de fármacos en los ríos, los invertebrados engordan, lo que afecta a la biodiversidad, ya que tienen más dificultad de movimiento, modifica el crecimiento...».


En la actualidad, Barceló está inmerso en un nuevo estudio, cuyas conclusiones hará públicas a finales de noviembre en Valencia. «Las muestras tomadas en cuatro ríos demuestran que la mayoría de los peces del río están contaminando con diclofenac (comercializado como voltarén)». Según los datos facilitados por Barceló, 


«He detectado este antiinflamatorio en el Llobregat, Ebro, Guadalquivir y Júcar, con unos niveles de entre dos y 15 ng/g. La presencia de este fármaco la detectaron tanto en Barbos de Graells (Barbus graellsii), como en lubinas negras (Micropterus salmoides). Las muestras de peces tomadas denotan que los ríos más contaminados, el Ebro y el Júcar, son también los que tienen una mayor presencia de productos farmacéuticos».



El agua del río Llobregat, que suministra de agua potable a la población de Barcelona procede de la cuenca del río Llobregat. Se han detectado niveles alarmantes de productos farmacéuticos antidepresivos, antirreumáticos, anticolesterolémicos, antidiabéticos, etc. Bromeando ante un problema tan serio, se puede decir que los barceloneses beben el agua más medicinal que existe.


Más de tres millones de personas en el área metropolitana de Barcelona reciben agua suministrada por Aigües de Barcelona, que procede de las cuencas de los ríos Llobregat, Ter y Besòs, y también de la desalinizadora de El Prat de Llobregat.


Otro de los «monstruos» creados por el hombre fue la femenización del salmonete (Mullus barbatus) en el Mediterráneo nooroccidental. «Detectamos que los ejemplares macho de este pez bentónico tenían células femeninas en su gónada. En concreto, un grupo de oocitos, células reproductoras femeninas. Lo que denotaba que los peces machos habían sido expuestos a contaminantes con efecto estrogénico, como nonilfenoles (presentes en algunos detergentes), etinil-estradiol, componentes de píldoras anticonceptivas... En otros casos, las gónadas de los machos, en lugar de estar repletos de espermatozoides, vimos que tenían fibrosis y un exceso de tejido conectivo», explica Cinta Porte, investigadora del departamento de Química Ambiental del IDAE (CSIC), y una de las autoras del estudio publicado en 2006 en «Enviornmental Pollution». 



Algo impactante al tratarse de una especie de interés comercial. Sin embargo, la falta de recursos económicos ha impedido que se siga estudiando la alteración endocrina del salmonete, ya que la investigación contaba con financiación de la UE, explica Porte que en este momento está inmersa en un proyecto para analizar la posible afección endocrina de los peces del río Besos. En concreto, la investigadora explica «que este verano tomamos las primeras muestras en el río Ripoll, que cuenta con poco caudal y pasa por zonas de alta densidad de población y muy industrializadas. Tomamos muestras de dos especies de peces: Barbus meridionalis y Squalius laietanus. En este trabajo coordinado por Alberto Maceda, de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona, vamos a evaluar el efecto de contaminantes a nivel de alteraciones endocrinas en estas especies». Lo difícil, como reconoce Porte, no es evidenciar efectos de la contaminación, que ciertamente los hay, sino que tengan trascendencia y sirvan para mejorar la calidad del entorno.





La cuarta parte de todo el vertido industrial al litoral
mediterráneo procede de la industria farmacéutica



También se han detectado casos de hermafroditismo en mejillones y lisas en Vizcaya. En concreto, el estudio publicado hace dos años en «Ecotoxicology and Environmental Safety», la investigadora Miren Cajaraville, de la Universidad del País Vasco concluía que había un alto porcentaje de mejillones con órganos reproductores masculinos y femeninos, y casos de corcones macho con intersex, ya que se detectó la presencia de células femeninas en sus órganos reproductores. 



Caimanes afeminados



Fuera de nuestras fronteras, uno de los casos más llamativos tuvo lugar en el Lago Apokca, en Florida. Allí la población de caimanes expuestos al pesticida dicofol tras un vertido accidental en 1980 por una empresa química no sólo diezmó la población de los caimanes (algunos expertos hablan de la muerte del 90 por ciento de la población), sino que años después mostró en la naturaleza salvaje su peor cara. La mortalidad de los huevos se había disparado y la mitad de las crías de caimán nacidas morían antes de que pasaran diez días. Mientras que los huevos que ponían las hembras no eran viables, los machos jóvenes estaban fuertemente feminizados y tenían en más de la mitad de los casos el pene anormalmente pequeño. 

Las investigaciones posteriores demostraron que los químicos vertidos al lago Apopka habían alterado el sistema endocrino de estos reptiles y futuras generaciones, limitando así su capacidad de reproducirse.


Pero no sólo el sistema reproductivo se había visto alterado. La composición de los huesos de los ejemplares jóvenes de caimán hembra también se habían visto alterados por el vertido del pesticida, según un estudio públicado décadas después (en 2004) en «Environmental Health Perspectives» . 

Las malformaciones o alternaciones antes descritas no son desgraciadamente las únicas. La literatura científica y los libros (como la «Epidemia química») recogen también casos de alteraciones endocrinas por químicos en California, en el Lago Michigan, en el Lago Ontario, en ríos británicos... En definitiva, estos ejemplos demuestran que es urgente regular la producción y el empleo de estos químicos, tal y como han solicitado desde la Organización Mundial de la Salud y el Programa de Nacionales Unidas para el Medio Ambiente, por el elevado coste que tienen para nuestra salud y para el medio ambiente.


El pesticida Dicofol está presente en el 100% de las placentas de las mujeres granadinas analizadas por el Dr. Nicolás Olea Serrano.






PALABRERÍA DE LA OMS Y DE LA ONU Y NINGUNA SOLUCIÓN:

CONTAMINACIÓN QUÍMICA DE LOS ALIMENTOS SEGÚN LA OMS


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación química de alimentos es un problema de salud pública de alcance mundial.

La contaminación puede ocurrir por distintas vías: el aire, el agua y el suelo (es el caso de los metales tóxicos, los PCB y las dioxinas) o a través del uso intencionado de productos químicos, como plaguicidas, fármacos veterinarios y otros productos químicos.
También se deben tener en cuenta los contaminantes que resultan de la fabricación y elaboración de alimentos, como la acrilamida o el furano. El control de estos riesgos debe contar con una adecuada evaluación científica que permita definir los niveles reales de exposición.
Y es que, a pesar de que los productos químicos son, a menudo, componentes básicos, cuando la exposición humana ocurre a niveles tóxicos, están involucrados en muchos casos en el desarrollo de problemas de salud (cáncer, riesgos cardiovasculares, defectos congénitos o problemas en el sistema nervioso y sensorial).
Además, la mayoría de estos problemas derivan de la exposición a través de los alimentos. Por tanto, el control de la dieta y de los alimentos es una de las prioridades en materia de salud pública.




Según la ONU: 4,9 millones de muertes humanas al año




Los productos químicos causan 4,9 millones de muertes al año en el mundo, según la ONU, organización que calcula que el nueve por ciento de los casos de cáncer de pulmón se pueden atribuir a la exposición de químicos. Hay 143.000 sustancias químicas censadas, pero es imposible saber las que hay realmente.






CONCLUSIÓN

"El mundo occidental, Japón, Canadá, EEUU y Europa, no ha considerado todavía el efecto combinado de las sustancias tóxicas presentes en nuestro organismo, lo que no responde en absoluto a la realidad".
La normativa europea regula los niveles "admisibles" de tóxicos en sangre "de forma individual".
"La clave etiológica en las enfermedades que venimos padeciendo hoy en día y las que se padecerán en los próximos años, así como su crecimiento exponencial, es el efecto combinado de todos estos compuestos tóxicos persistentes y acumulables presentes en nuestro organismo (placenta, tejidos, órganos, orina, etc)"
Vivimos en un mundo inundado de tóxicos sin control alguno, por lo que tendremos que evitarlos en la medida de lo posible. Conocerlos todos es tarea de químico, pero al menos sí los más importantes y sus fuentes de exposición. En esto andamos huérfanos ya que las autoridades nos ocultan esta información de forma intencionada por intereses evidentemente económicos.



¿Qué podemos hacer para mantenernos en la salud?.

CAMBIOS Y MÁS CAMBIOS:

Os voy a contar lo que yo he ido haciendo al respecto, algunas cosas antes de conocer con más detalle el grave problema de la toxicidad en el que estamos todos embarcados y otros a raíz de este estudio. También algunos consejos que debemos tener en cuenta:
  • Buscar un buen proveedor de productos ecológicos para la compra de verduras, hortalizas y frutas. (ver endosulfán, lindano, ddt, etc) 
Para mí, esta es la clave. Las grandes superficies no son seguras. Necesitamos contacto directo con agricultores de pequeñas explotaciones, concienciados con este problema, que no utilicen ni un solo pesticida de la industria química y que trabajen el campo de una forma natural, utilizando plaguicidas y fertilizantes orgánicos de producción propia. Sólo tendremos la seguridad de consumir productos libres de tóxicos comprándoles directamente a ellos.

En Valencia, donde resido la mayor parte del año, existen proveedores dignos de confianza. Supongo que en la mayoría de ciudades se pueden encontrar también y si no, grupos de consumo que gestionan la compra en común.

El certificado ecológico europeo es una gran estafa. Además de pagar mucho más por los productos garantizados con este sello, seguimos llevándonos a casa pesticidas porque las autoridades europeas han regulado los niveles adecuados a los que nos pueden exponer.Por tanto, comprar alimentos con este sello no significa en absoluto que vayamos a comer sano




AGRICULTURA ECOLÓGICA


  • Los pesticidas químicos, fertilizantes sintéticos, antibióticos y otras sustancias están severamente restringidas

Donde dice "están severamente restringidas", debería decir "están terminantemente prohibidas", por tanto es un gran engaño al consumidor, pues deja al libre albedrío y al criterio de las autoridades cuánto de severos son a la hora de restringir la utilización de estos compuestos químicos en la agricultura ecológica, y deja además abierto el abanico de incorporaciones al menú tóxico, de "otras sustancias" que quedan sin especificar.

Por cierto, las autoridades que deciden estas restricciones son las mismas que mostraron su conformidad con la venta de biberones de bisfenol A en el territorio europeo hasta el año 2011, y sólo fueron retirados cuando ya era un escándalo de proporciones dantescas, a pesar de que se sabía que era un disruptor endocrino desde 1936 (publicado en Nature).Es escandaloso que además el producto tóxico estuviera destinado a los más vulnerables a la exposicion de éste o de cualquier otro compuesto, los bebés.Si naciste en Europa entre el año 1936 y el año 2011, es más que probable que mamaras Bisfenol A, cosa que no se advertía en el etiquetado de los biberones.
  • Observar bien el etiquetado de todos los productos que compramos:
(Alimentación, cosmética, productos de limpieza, etc.)


  • Reducir o evitar el consumo de carnes, pescados, huevos y productos lácteos (ver dioxinas) 

La alimentación vegana "verdaderamente ecológica" es la menos tóxica.

  • Evitar los disruptores endocrinos ya conocidos y decantarse por productos que garanticen su ausencia en el etiquetado:
0% BPA (bisfenol A)0% Ftalatos0% Parabenos0% Perfumes0% Lanolina0% Alcohol0% Sulfatos0% Formaldehidos0% PFOA y PFOS (Teflón)

  • No comprar ni ingerir nada envasado en papel reciclado (por ejemplo: pizzas) (ver  Bisfenol A)
  • No comprar o evitar al máximo consumir alimentos y bebidas envasadas en plástico, latas o cartón. Preferible el envase de cristal. (ver Bisfenol A y Ftalatos)
  • No comprar ni consumir alimentos infantiles. (Ver furano)
  • No beber café, ni consumir salsas industriales, sopas envasadas o zumos que venden el mercado. (Ver furano)
  • No beber agua del grifo ni aguas embotelladas (ver Bisfenol A)
  • Consumir agua de manantial recogida en fuentes de confianza con garrafas de cristal.
  • No utilizar envases de plástico como los tuppers para guardar alimentos ni plastificarlos. (ver Bisfenol A y Ftalatos)
  • Sustituir todo el menaje de cocina que contenga plástico y teflón por productos cerámicos, de vidrio, de madera o de acero inoxidable. (ver Bisfenol A, Ftalatos y perfluorados) 

(Cubertería, vajilla, espumaderas, cazos, sartenes, tijeras, pinzas, bandejas, tablas de cortar y cualquier instrumento de cocina en general).


  • No utilizar mantelerías de tejido sintético antiabsorbente que evita las manchas. (ver ftalatos)
  • Precaución con los biberones (0% BPA), chupetes, mordedores y juguetes infantiles de vinilo. (ver Bisfenol A y Ftalatos)
  • No utilizar el plástico protector de lluvia en los carros de bebés.
  • No utilizar pañales deshechables (ver Tributil estaño-TBT)
  • No comprar poliester y textiles libres de arrugas (formaldehido). Mejor algodón 100%
  • No utilizar preservativos o diafragmas con espermicida. (ver nonilfenol)
  • No tocar ni guardar los tickets de compra, comprobantes del pago con tarjeta, entradas de cine, billetes de avión, etc. (ver Bisfenol A)
  • Mucha precaución con los selladores dentales y empastes dentales transparentes (muy utilizados en niños) (ver Bisfenol A)
  • Sustituir la cortina de la ducha si tiene elementos tóxicos mencionados.
  • Mejor fabricar nuestra propia cosmética natural. (ver Ftalatos y parabenes)
  • Evitar lacas, perfumes, esmalte de uñas, maquillajes o cosmética industrial con parabenes y ftalatos. (ver Bisfenol A y Ftalatos)
  • Sustituir el desodorante habitual por piedra de alumbre. (ver Ftalatos y parabenes)
  • No utilizar productos insecticidas (ver endosulfán, lindano, ddt, etc)
  • En caso de ingreso hospitalario decir que eres alergico al policarbonato y al látex, aunque no lo seas. (Ver Bisfenol A y Ftalatos)
  • Evitar las persianas de vinilo.  (Ver Bisfenol A y Ftalatos)
  • Evitar prendas de goretex. (Ver perfluorados)
  • Evitar consumir palomitas para microondas. (ver perfluorados)
  • Evitar productos antimanchas (ver perfluorados)
  • Evitar el contacto directo con el colchón. (ver compuestos bromados)
  • No colabores con el reciclado de papel, cartón y plástico. (ver bisfenol A y ftalatos)
  • Enseña a tus hijos los peligros del plástico para que lo consideren como lo que es, un veneno a evitar.
  • No consumas plásticos. Dile NO al plástico.


Por último, os recomiento la pelicula Plastic Planet del vienés Werner Boote con la que ganó numerosos premios, entre ellos el Romy de Oro al "Mejor Documental". 


"PLASTIC PLANET"
(Documental doblado el español)
El plástico, que se ha vuelto omnipresente en nuestra vida cotidiana, tiene sobre nuestra salud y sobre el ecosistema efectos devastadores que no alcanzamos a sospechar: está presente en la ropa que vestimos y se filtra inadvertidamente en la comida que ingerimos. Nieto de un pionero de la industria, educado en los supuestos beneficios de la era del plástico, Boote dedicó diez años a investigar cómo este derivado del petróleo está destruyendo nuestro mundo, exponiendo rigurosos argumentos, entrevistando a toda clase de científicos y enfrentándose a uno de los capos del mercado. Esta película es el resultado de su trabajo.

2 comentarios:

  1. Hola. En primer lugar darte la enhorabuena por esta página tan trabajada y con datos tan fehacientes. Quería dejar un pensamiento mio: los disruptores hormonales, como su nombre
    indica, son productos que alteran la tarea normal de las hormonas de los seres vivos, dándose casos de cambios de sexualidad en peces, ranas y otros anfibios debido al medio
    donde vivían que estaba contaminado con estas productos químicos. Y ahí va mi pregunta: si altera el normal desarrollo sexual en estos seres vivos, es de sentido común que también altere
    su normal desarrollo y función en los seres humanos. ¿Será esta la causa de la gran incidencia de la homosexualidad en nuestros días? Aparte de las muchas enfermedades que éstos
    causan. Saludos y sigue adelante con esta titánica labor.

    ResponderEliminar
  2. Hola, te agradezco mucho tu opinión sobre el blog y apuntar al respecto que la feminizacion que producen los disruptores endocrinos en algunas especies animales podría dar lugar a pensar que también podría afectar al varón de la especie humana. Es una especulación razonable en los términos que propones. En lo que no estoy en absoluto de acuerdo es en que los homosexuales o las prácticas homosexuales sean causa de enfermedades de origen sexual distintas a las que puedan producirse por prácticas heterosexuales. Te recomiendo el visionado íntegro y con la mente abierta de estos documentos de valor científico que puedes encontrar en youtube:

    The House of Numbers (subtitulado):
    https://www.youtube.com/watch?v=l6F9edZLUwA

    La mentira del SIDA y el negocio del pánico:
    https://www.youtube.com/watch?v=lLD9bxPhiGc

    Es un tema que no pertenece a la temática del blog y no deseo crear un debate por lo que no haré pública ninguna respuesta al respecto, aunque si quieres comentarme algo personalmente, no me importa hacerlo en privado.
    Gracias de nuevo y un saludo.

    ResponderEliminar